BULOS HISTÓRICOS SOBRE LA FUNDACIÓN DE BARAHONA, DERRIBADOS POR LA LEY DE LA COLONIA DE 1801.

Por: Ing. Carlos Manuel Diloné

Durante mucho tiempo la sociedad Barahonera ha demandado el esclarecimiento del origen de la fundación del pueblo de Barahona, la constante en los cronistas, historiadores y demás narradores que se han referido al hecho, ha estribado en la falta de fuentes con las que han pretendido justificar sus planteamientos; sumándose la gran mayoría de estos historiadores, a repetir lo argüido por Alexis Beaubrun Ardouin, quien en 1832 escribió lo siguiente: “El puerto de Baraona había asegurado la atención de Toussaint Louverture, quien pudo comenzar el establecimiento de una aldea por tropas del sur, cuando apareció la expedición francesa en nuestras playas[1]. Sin embargo,no aporta ninguna fuente, ni siquiera menciona a quien o a quienes les impartió Toussaint la orden para construir la aldea, argumentos éstos que servirían para avalar lo insinuado sobre la fundación de Barahona.

Lo cierto es que los relatores e historiadores que se han referido al tema de la fundación de Barahona, no han buscado más allá de lo empíricamente pretendido por Ardouin. Algunos narradores han negado le versión de Beaubrun Ardouin, otros la han afirmado, uno ha establecido su propia fecha, pero ninguno ha buscado ni aportado la fuente que le sirva de sustento.

Cómo es conocido, Toussaint Louverture llegó a la Parte Española de la Isla “el 26 ó 27 de enero de 1801, siendo recibido en la casa consistorial por el Ayuntamiento y las autoridades principales, presididas por el general don Joaquín García[2]. “Toussaint, conseguido su objeto, se apresura a organizar todos los ramos de la administración civil y militar, y, vista la penuria de sus finanzas, pide a préstamo al Presidente Joaquín García 298.000 pesos, que se encontraban en el tesoro real, y que se guardaron de rehusarle”.[3]

Después de abolir la esclavitud; convocar a una Asamblea General para dotar a la Isla de una Constitución; ordenar a todos los habitantes sembrar cañas, café, algodón y cacao, prohibiendo el cultivo de plátanos, auyamas, batatas y demás frutos menores; reducir a seis por ciento el derecho de veinte que fijaba la Ley para importaciones; entre otras decisiones; “visitó diferentes poblaciones del Cibao y de las comarcas orientales, donde por temor se le prodigaban los mayores honores, sobre todo por el clero, que con el propósito de calmar sus iras, le salía comúnmente al encuentro a colmarle de distinciones, después fue a Samaná y recorrió la península y los pueblos del tránsito, volviendo a Santo Domingo, en cuya ciudad expidió un decreto el 3 de mayo, en el cual prohibía tumbar palos de caoba para la exportación, y sólo permitía a los propietarios que vendieran maderas para las construcciones interiores. Y sellando con esta medida el proceso de sus trastornadoras innovaciones, se decidió a regresar a la parte francesa, donde le llamaba la realización del pensamiento político que le dominaba”.[4]

La escuadra francesa había salido de Francia, bajo las órdenes del general Leclerc, cuñado del primer cónsul de Francia, en el mes de diciembre de 1801. A Toussaint Louverture le redobla la cólera “al conocer los preparativos de Francia para enviar una escuadra a Santo Domingo. Devorado por la inquietud, se dirige a Santo Domingo, a donde llega el 2 de Enero 1802. Exige a sus generales un nuevo juramento de fidelidad y ordena la partida del regimiento Español fijo, al que hace asesinar por su guardia de honor en 1a Croix-des-Bouquets. Los franceses se presentan el 3 de febrero 1802”.[5]

Toussaint permaneció en la parte Española de la Isla, desde el 26 de Enero de 1801 hasta principios de Mayo de 1801, retornando nuevamente, a la parte Española de la Isla, el 2 de Enero de 1802. Del estudio tanto de las Memorias, así como del Diario de Campaña de Toussaint Louverture, se comprueba que éste nunca estuvo por la común de Barahona.

Con ese contexto histórico, pasamos a analizar lo escrito por 8 historiadores que se han referido a la fundación de Barahona, unos asignándoles fechas, otros sin fijar fechas, pero todos coincidiendo en no mostrar ni señalar la fuente que justifique su escrito.

SIN FECHA DE FUNDACIÓN

1.- ALEXIS BEAUBRUM ARDOUIN. La primera mención sobre la fundación de Barahona, la realiza este autor en 1832, cuando señala:

 “El puerto de Baraona había asegurado la atención de Toussaint Louverture, quien pudo comenzar el establecimiento de una aldea por tropas del sur, cuando apareció la expedición francesa en nuestras playas”.[6] Sin embargo, no aporta ninguna fuente que avale lo narrado. Esta mención deja a los historiadores con la posibilidad de jugar con las fechas, pues es de todo conocido, que Toussaint llegó a esta parte de la Isla en enero de 1801 y que la expedición francesa apareció en nuestras playas “el 3 de Febrero de 1802”.[7]

2.- SAMUEL HAZARD. Compilador y artista del dibujo realista Hazard, quien vino al país a finales de 1870, como parte de la comisión nombrada por el congreso de los Estados Unidos para investigar la posible anexión del territorio dominicano a ese país, solicitada por el presidente Buenaventura Báez, escribió lo siguiente:

se dice que Toussaint había empezado a establecer allí una importante ciudad cuando la llegada de los franceses puso fin a todos sus planes”.[8] Hazard no visitó la ciudad de Barahona, simplemente repitió el rumor esparcido por Ardouin tres décadas antes. Sin embargo, no aporta ninguna fuente que avale lo narrado, pero se cuida cuando escribe “se dice”.

Ni Ardouin ni Hazard, especifican el año de la fundación de Barahona, ni aportan la fuente que le sirva de sustento.

CON FECHA DE FUNDACIÓN

3.- VICENTE TOLENTINO ROJAS, escribe lo siguiente:

“AÑO 1802. FUNDACIÓN DE BARAHONA. En el curso de este año comienza la fundación del pueblo de Barahona por órdenes impartidas por el General Toussaint Louverture”.[9] Sin embargo, no aporta la fuente, no dice el número de la orden, ni hace referencia de la misma.

4.- JOSE A. ROBERT, señala lo siguiente:

“Barahona. Este pueblo, que algunos historiógrafos aseguran que fue fundado por orden de Toussaint, cuando no hay en esta aseveración nada de cierto, tuvo sus comienzos en él siglo pasado, hacia el año 1802”.[10] Sin embargo, no aporta ninguna fuente que avale lo narrado.

5.- MATÍAS RAMÍREZ SUERO, nos narra lo siguiente:

“Como ya Felipe  Suero no quería volverse a mojar así, determinó hacer un rancho para guarecerse, no importando los peligros que esto representara con Cofresí……..Terminó el rancho el 4 de junio de 1824 y le llamó El Rancho de May Matías. Fue éste el primero fundado en este sitio y con él comenzó la fundación de Barahona”.[11] Sin embargo, no aporta ninguna fuente que avale lo narrado.

6.- OSCAR LÓPEZ REYES, asume la hipótesis planteada por Vicente Tolentino Rojas, cuando expresa:

“Situémonos en 1802. En el curso de este año comienza la fundación del pueblo de Barahona por órdenes impartidas por el general Toussaint L’ouverture, afirma Vicente Tolentino Rojas”. Señalando además, “Barahona, como hemos establecido, es el fruto de un conjunto de acontecimientos, que tienen su expresión más concretamente en 1802 con la orden de Louverture”.[12] Sin embargo, no aporta la fuente, no dice el número de la orden, ni hace referencia de la misma.

7.- JOAQUÍN PELÁEZ, expresa lo siguiente:

El inicio del siglo XIX, generó las condiciones para el desarrollo de lo que conocemos hoy como la ciudad de Barahona. Cuando Toussaint toma la decisión de fundar a Barahona”.[13] Sin embargo, no aporta ninguna fuente, ni indica el número de la orden ni muestra referencia de la misma.

8.- WELNEL DARÍO FELIZ, señala lo siguiente:

los acontecimientos políticos y económicos acaecidos en 1801 en la colonia, vinieron a impactar de forma directa en la región Suroeste, principalmente en la bahía de Neiba y el puerto de Barahona, redefiniendo el espacio regional, echando las bases para la importantización de este último puerto en el siglo XIX y propiciando la fundación del pueblo Barahona”.[14] Sin embargo, no aporta ninguna fuente que avale lo narrado.

La tabla siguiente muestra el cuadro resumen, con parte de los historiadores que se han referido a la fundación de Barahona, los hemos agrupado siguiendo el orden de las primeras publicaciones, el año marcado en negritas después del título del libro, corresponde al año de la publicación del mismo.

Autor Libro Fecha de la Fundación Fuente Responsable de la Fundación
Alexis Beaubrum Ardouin Geografía de la Isla de Haití. 1832. No establecida Sin Fuente Toussaint Louverture
Samuel Hazard Santo Domingo, su Pasado y Presente. 1870. No establecida Sin Fuente Repite a Ardouin
Vicente Tolentino Rojas Historia de la División Territorial 1494-1943. 1944. 1802 Sin Fuente Repite a Ardouin
José A. Robert La Evolución Histórica de Barahona. 1953. 1802 Sin Fuente La evolución natural de los habitantes
Matías Ramírez Suero Fundación de Barahona. 1983. 1824 Sin fuente Felipe Suero
Joaquín Peláez Barahona: un enfoque sociológico. 2000. No establecida Sin fuente Toussaint Louverture
Oscar López Reyes Historia del Desarrollo de Barahona.1992. 1802 Sin Fuente Repite a Vicente Tolentino
Welnel Darío Feliz Historia de Barahona 1801-1900.2011. 1801 Sin Fuente No específica

Conocer es una actividad por medio de la cual el hombre y los pueblos adquieren certeza de la realidad, manifestándose como un conjunto de representaciones sobre las cuales tenemos certidumbre de que son verdaderas. Por ello, adquiere suma importancia la misiva firmada por Francisco E. Beras, Miembro de la Academia Dominicana de la Historia, quien le manifiesta a Federico N. Cuello lo siguiente: “Con respeto a los temas tratados por usted, en particular, debo informarle que tanto Rodríguez Demorizi como Alfau Durán, no tienen ni han tenido conocimiento alguno de que el fundador de Barahona lo fuera el personaje citado por don Vicente Tolentino. Ignoran qué fuentes alimentarían su pluma en tal orden. Están, pues, tan en ayunas, como el suscrito”.[15]

Para los habitantes de Barahona, resultaba extraño el que no existiera ningún testimonio ni vestigio alguno, sobre la fundación del poblado por parte de Toussaint; es así como nos metimos a los archivos coloniales de Haití y en las diferentes bibliotecas francesas, hasta conseguir la Ley de la Colonia, del 23 de julio de 1801, donde Barahona para esa fecha formaba parte del Tribunal de Primera Instancia de Azua.

Este evento motivó, que el 24 de octubre del año 2022, en el periódico digital “Familia Bateyera”, publicáramos el trabajo titulado: “Ley de 1801 demuestra Toussaint Louverture no fundó a Barahona[16], al parecer, y hasta donde hemos investigado, antes de esa fecha, ningún historiador o cronista se había referido a esta Ley de la Colonia firmada por Toussaint Louverture.

Como expresamos más arriba, con toda la isla ocupada, Toussaint Louverture, a los fines de dotar a la colonia de una Constitución, “convocó a una Comisión Constitucional de 10 miembros escogidos por sufragio indirecto, la que se reunió el 22 de marzo de 1801 en Puerto Príncipe. De esos 10 miembros, 4 eran de la Parte Española: Juan Mancebo, Francisco Morillas, Carlos de Rojas y Andrés Muñoz Caballero. Después de tres meses de deliberaciones, fue promulgada, el 8 de julio de 1801 en Cabo Haitiano, la primera Constitución de Haití y la segunda de América[17].

Esa Constitución de 1801, que abolía la esclavitud, promulgada para toda la isla de Santo Domingo, según la cual la colonia de Santo Domingo seguía siendo posesión de Francia, pero con cierta autonomía, hizo que Toussaint-Louverture se convirtiera en gobernador vitalicio, y sirvió para fijar las bases reglamentarias del régimen de la colonia francesa de Santo Domingo, en lo concerniente a: Territorio, Habitantes, Religión, Costumbres, Culturas y Comercio, Tribunales, Legislación y Autoridad Legislativa, Administración Municipal, Fuerzas Armadas, Gobierno, Hacienda, Bienes del Estado Embargados y Baldíos, Disposiciones Generales, etc.

Para poner en práctica esta Constitución de 1801, la Asamblea Central de Saint-Domingue,  a propuesta del Gobernador de la Colonia, dictó una serie de leyes para la Colonia Francesa de Santo Domingo, firmadas todas por el Gobernador Toussaint Louverture, entre ellas citaremos solamente, la Ley de la Organización de los Tribunales de fecha 23 de julio de 1801, de la que transcribiremos el Título II, ordinal 11: “La de Azua incluirá a Baní, San-Juan de la Maguana, Barahona y Neybe”.[18]

El hecho de disponer que Barahona, dependiera del Tribunal de Primera Instancia de Azua, en la Ley Sobre la Organización de los Tribunales, del 23 de julio del año de 1801, demuestra la existencia de esta comunidad, antes de la ocupación haitiana efectuada por Toussaint Louverture en 1801. Esta Ley es la FUENTE PRIMARIA, que Ardouin olvidó buscar en la Leyes de la Colonia, aun siendo Senador en 1832, cuando escribió el bulo de la fundación de Barahona, falacia ésta repetida por narradores e historiadores posteriormente.

De acuerdo con la Ley sobre la Organización de los Tribunales de la Colonia Francesa de Saint Domingue, Barahona en 1801, ya existía como pueblo (Parroquia o Distrito Militar), “debiendo sus habitantes trasladarse a Azua a dirimir conflictos judiciales, realizar transacciones legales u otras actividades propias de la vida civil”.[19]


[1] ALEXIS BEAUBRUM ARDOUIN. “Geografía de la Isla de Haití”. Primera edición año 1832. Página 124.

[2] JOSÉ GABRIEL GARCÍA. Obras completas. Volumen 1. Compendio de la historia de Santo Domingo

Tomos I y II. Santo Domingo, República Dominicana. 2016. Página 241. Gilbert Guillermín nos narra: Toussaint Louverture, que no deseaba más que un pretexto se pone en marcha a principios de Enero de 1801, con cuatro mil hombres, llega frente a las murallas de Santo Domingo, el 26 de Enero, sin encontrar otra resistencia que la de algunas tropas que ocupaban la orilla derecha del Nizao. Ver su “Diario Histórico”, página 6.

[3] GILBERT GUILLERMIN. DIARIO HISTORICO. (Guerra domínico-francesa de 1808). Traducido del francés por el Lic. C. Armando Rodríguez. Ciudad Trujillo. 1938. Academia Dominicana de la Historia. Página 7.

[4] JOSÉ GABRIEL GARCÍA. Obras completas. Volumen 1. Compendio de la historia de Santo Domingo

Tomos I y II. Santo Domingo, República Dominicana. 2016. Página 242.

[5] GILBERT GUILLERMIN. DIARIO HISTORICO. (Guerra domínico-francesa de 1808). Traducido del francés por el Lic. C. Armando Rodríguez. Ciudad Trujillo. 1938. Academia Dominicana de la Historia. Página 9.

[6] ALEXIS BEAUBRUM ARDOUIN. “Geografía de la Isla de Haití”. Primera edición año 1832. Página 124.

[7] GILBERT GUILLERMIN. DIARIO HISTORICO. (Guerra domínico-francesa de 1808). Traducido del francés por el Lic. C. Armando Rodríguez. Ciudad Trujillo. 1938. Academia Dominicana de la Historia. Página 8. Para José Gabriel García, la escuadra francesa arribó con felicidad a las playas de la isla en enero de 1802, surgiendo en la Bahía de Samaná.

[8] SAMUEL HAZARD. “Santo Domingo, su Pasado y Presente; con una mirada a Haití”. Editado en New York en 1873. Página 247.

[9] VICENTE TOLENTINO ROJAS. “Historia de la División Territorial 1494-1943”, editado por El Gobierno Dominicano. 1944. Página 72.

[10] JOSE A. ROBERT. “La Evolución Histórica de Barahona. Obra Histórico Geográfica”. Primera edición año 1953. Página 50.

[11] MATÍAS RAMÍREZ SUERO. “Fundación de Barahona”, editado por la Sociedad Dominicana de Geografía Vol. XVIII. 1983. Página 54.

[12] OSCAR LÓPEZ REYES. “Historia del Desarrollo de Barahona”. 1992. Páginas 42 y 43.

[13] JOAQUÍN PELÁEZ. “Barahona: un enfoque sociológico”, primera edición correspondiente al mes de julio del año 2000. Página 141.

[14] WELNEL DARÍO FELIZ. “Historia de Barahona 1801-1900”. Editora Nacional. 2011. Página 59.

[15] FEDERICO N. CUELLO. Senderos de Barahona. Impresión República Dominicana. 1991. Página 76.

[16] https://familiabateyera.com/

[17] Wenceslao Vega Boyrie. Antecedentes constitucionales dominicanos (1801-1843). CLIO 178. Página 108.

[18] Lois de la colonie française de Saint Domingue [le gouverneur de Saint Domingue, signé Toussaint Louverture]. Ley Sobre la Organización de los Tribunales, del 23 de julio de 1801. Source gallica.bnf.fr/ Bibliothèque Haïtienne des Spiritains. Páginas 18 a 21.

[19] Welnel Darío Féliz. Historia de Barahona. 1901-1900. Editora Nacional. 2011. Página 83.