Juan Matos: “la voz plural que todos necesitamos”

(I)

Juan Matos: “la voz plural que todos necesitamos” (I)

Por Racso Morejón | racsopmorejon@gmail.com/fuente: lainformación.com.do

«¡Melancolía, deja de secarme la vida y desnuda tu labio de mujer!» César Vallejo

La vida va también de premios y apremios. Sí, bienamados lectores, para decirlo a la manera del ilustre poeta, educador y gestor cultural Juan Matos. Son esos instantes donde sopesar y acotar los vaivenes de la existencia. Lo que hace un itinerario del Amor al Dolor en un éxodo que finaliza en la memoria. Pasaba yo el scroll por el feed Facebook hace algún tiempo, cuando me detuve en un post de este distinguido hombre –haciendo justicia a la verdad biográfica sería lo primero que habría que enfatizar en él, su magnificencia como ser humano -, entonces me solidaricé con su dolor sin fondo y el de su amada Alma, ante la pérdida de su inolvidable hijo Manuel David.

Yo no conocía a Juan, de nada. Hoy, es un gozo su poesía, de todo. A partir de nuestro abrazo digital y solidario aquel entonces y un comentario inútil de mi parte por redimir ese desconsuelo ante la abrumadora circunstancia familiar, fundamos una amistad virtual que felizmente rompió el Festival de Poesía en la Montaña.

Tan pronto como nos vimos, en el Centro Salesiano de Pinar Quemado, en Jarabacoa, el abrazo aproximó nuestras voluntades. Sus libros últimos fueron depositados en mis manos con generosidad inigualable. Su sonrisa sin pecado concebido rajó sus ojos y decodificaron su franqueza de alma. El mito del Juan Matos de las redes sociales es desde entonces una realidad en mi gratitud hacia él, su poesía, su inspiración. Juan Matos es un tipo que inspira…y es, una metáfora de sí mismo.

Este Convite Literario de hoy inicia entonces con una trilogía que los aproximará cada viernes a sus libros “Temblor de espejo” –selección de poemas sociales-; “Labrador de palabras” –Prosas poéticas escogidas-; y “Con pecado concebido” – Selección de poemas de amor-, gracias a este último poemario conocerán hoy a un poeta poliédrico, un creador que aglutina en su haber literario los más universales temas de la poesía: el amor, la muerte, la sociedad, el erotismo, la patria como espacio de nostalgia y libertad, su compromiso con la tierra entendida como símbolo cultural, social, identitario.

Consabidos argumentos estos que traen en una mano la felicidad, en la otra la tristura, -con permiso de César Vallejo– que le van sazonando al hombre las esperanzas “que esperamos para cerrar heridas”, como nos dice en el poema “Inevitablemente” (94); sí, porque yo lo siento más cerca del peruano de “Poemas Humanos” donde lo visceral, el dolor, la palabra y expresión poéticas son de un estremecimiento íntimo y una musicalidad que imponen una coherencia rigurosa al goce lo mismo que al sufrimiento, ambas materias surtidoras de versos – y verbos- que en Matos alcanzan lo sublime, cual pena pertinaz y “onda consecuente”, empeñadas en hacerse a la mar de sus motivaciones con quienes leemos sus poemas, como si el poeta les hubiera proporcionado existencia propia, dice verbi gracia: Ahora,/ cuando los verbos son ciudadanos/de todos los tiempos,/cuando las horas pertenecen a cualquier día,/ cuando se antoja el rocío/o el crepúsculo asume del color/la independencia.

Permitamos hoy al poeta discurrir por sus versos, armando “las virtudes del silencio” a través de algunos de sus poemas, para mayor disfrute de la primera entrega de este Convite literario. Quédense ustedes, amantísimos lectores, en la  magnífica complacencia de una voz muy propia, convincente, forjada en la distancia y el crisol de la diáspora creativa de un hombre hecho para contarnos cómo es eso de amar a pesar del dolor, amar incluso en el dolor.

Dios los bendiga absolutamente a todos!

 

DE MI FORMA DE AMAR

“En estos días no sale el sol, sino tu rostro

y en el silencio sordo del tiempo,

gritan tus ojos…” 

-Silvio Rodríguez-

Ahora,

cuando los verbos son ciudadanos

de todos los tiempos,

cuando las horas pertenecen a cualquier día,

cuando se antoja el rocío

o el crepúsculo asume del color

la independencia.

Ahora,

en el inmenso mundo de la gota,

en la líquida caricia de las olas.

Ahora,

en el momento del milagro cotidiano,

en la rutina de las cosas.

Ahora es el momento de darte lo que soy.

Empiezo

devolviendo lo que me fue prestado,

no me preguntes cuándo,

sin dudas fue olvidado,

estoy hecho

de lo que fue dado

cuando no eran sino música las voces

y no eran sino versos todas las palabras

y no eran sino sonrisas todas las expresiones.

Sin viaje de ida, sin pretensiones.

La vida: un ser y amarse.

Te regalo

el llamado que te haces al nombrarme.

No soy sino lo que tú me das,

lo que tú me concibes.

No es mía esta voz

si no la escuchas como la escuchas.

No tengo palabra alguna, no son mías las palabras,

¿De quién son, sino tuyas, las palabras que te besan?

No es mía la voz que ahora escuchas.

No son mías, sino tuyas,

las virtudes del silencio.

Tuya es la perfección del arco iris,

la simetría del espejo marino reflejando montañas.

Me hago espuma silvestre

en la caída  libre de tus aguas,

ansiedad del paisaje, motor de vida,

milagro de burbujas transparentes

me ciega el éxtasis de tus colores

y lo mismo me absorbe la luz  azul

que la morada.

Pero tu piel y tu pelo estallan,

resquebrajando mi razón,

te  beso, me entrego. Me doy.

No puede ser de otra manera.

Por eso no sé darte de mi árbol nada, sino flores,

versos que caen al suelo abonando amores,

frutas ya maduras por la luz de tus ojos,

mis semillas germinadas, mi savia bruta,

poemas que escribí camino a mis raíces.

La sombra. ¿Preguntas por mi sombra?

La sombra confirma la unicidad que somos:

¡Yo solo tengo sombra cuando me das luz!

De modo que no soy ni sé

sino lo que tú eres y sabes.

Porque no soy si no eres

y no hay yo sin nosotros.

 

AMO

A ti, más allá de lo ido

Más allá de lo dicho

Oro es apenas piedra para ti.

MI PREMIO

Mi premio es ser

El diámetro de tu vida.

Tu hazaña fue

Lograr que me lo crea.

 

ENCIÉNDETE

Enciéndete

sé luz

Escíndete

seámonos

sin ser.

 

HOY ES UN DÍA QUE SE LLAMA SIEMPRE

Hoy es un día que se llama Siempre.

Siempre

-es decir, hoy-

me hundo contigo, tiemblo,

aferrado a ti me despedazo.

Crujen bajo tus brazos

todas mis partes, piel y huesos.

Gime moribundo tu pecho por mi nombre

y la tarde, herida de muerte,

sepulta tu nombre con tu voz.

Hoy es un día que se llama Siempre.

El árbol no soportó el abrazo,

los prejuicios, la pena,

el amor ahogado,

la pasión,

la boca anhelante,

el amor que no entiende de rezones.

Ni la tarde ni la culpa.

Ni las ganas de enterrar los insomnios,

ni el frustrado camino señalado.

¡Nada para este silencio y este abrazo!

Hoy es un día que se lama Siempre.

Siempre y Jamás acompañan al amor

en el momento justo del abrazo asfixiante,

hasta perder las fuerzas,

sin saber de dónde, brotarán más:

¿del corazón o del instinto?

o acaso del mismísimo intrínseco demonio

que me ciega de ti,

que me llena de ti

en un día como hoy

en un día que se llama Siempre.

MUJER

Muerdo, retorcido, retazos de mi memoria

atado a los telurios de tu cuerpo

río sin riberas, ¡mujer!

ímpetu del goce

acaballada en mí,  ¡acaballada!

TUS OJOS

se hospedan en mí. Me nutren.

Me hacen crecer.

Convocan mis urgencias sin tocarme.

LA TARDE DE TU PIEL

¿Cómo ha de ser

la tarde de tu piel?

 

Una casa pequeña

como isla

en un mar de follajes

aguardando fantasías.

 

¿Cómo ha de ser

la noche de tu piel?

 

La misma casa

con gemidos de hierba

nuestro silencio húmedo

desandándonos hasta el alba.

 

¡Mejor no me preguntes la mañana!

…tal vez le quedan besos al rocío.

EL DOBLE DE LA NADA

¿Acaso soy

el frío de la espera

o el fuego de la ausencia?

Un vacío.

El doble de la nada.

DEL AMOR CREPUSCULAR

(A Alma, en nuestro duelo)

Sucede que se ama también cuando la pena

estalla de repente, volándonos el pecho.

Cupido lo presente y se ausenta del lecho

y del llanto se hace eco, siente tristeza plena.

 

Sabe que enfrente tiene dos corazones rotos

que el amor puede otear desde otro umbral

que el amor ahora boga por ajeno caudal

en dos barcas parejas con iguales pilotos.

 

Ambos amores viaja heridos en el alma

Eros, también quebrado, se destierra silente

asiente sabiamente invernarse con calma.

 

Y es que el amor sufrido suele ser muy valiente

detrás de la corteza hay un sentir que empalma

que cuida, aprecia y apapacha a su otra simiente.

(Poemas seleccionados del libro  Con pecado concebido –selección de poemas de amor-, editorial Santuario, 2021)

 

Juan Matos (1955) Educador dominicano residente en Lunenburg, MA –USA. Emigró a los USA en 1985. Es autor de numerosos poemarios. Sus más recientes son: The Man Who Left/El hombre que se fue (2017); Sugar, Cape and Port (2018) y el audiolibro Azúcar, Cayo y Puerto: la epopeya del Batey Central Barahona (2018). Sus trabajos han sido incluidos en numerosas antologías y revistas literarias.

Actualmente, es el Poeta Laureado de Worcester (2020-22). Matos desarrolla amplia gestión cultural en centros comunitarios y académicos promoviendo lecturas poéticas e impartiendo talleres de escritura creativa. Además, forma parte de la “Tertulia de los miércoles”, que semanalmente presenta encuentros virtuales con escritores y artistas.

Matos ha sido miembro fundador de Palabra, Expresión Cultural (PEC), en NYC; Grupo Cultural Hostos en Worcester y de la Tertulia Pedro Mir, en Lawrence-MA y de Casa Cultural Dominicana de Worcester. Forma parte del Advisory Board of Latino Education Institute, de la ciudad de Worcester.

Juan Matos es egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) con grado de Licenciatura en Química. Ha completado Maestría en Educación Elemental en Lehman College, Bronx, NY; Maestría en Educación Bilingüe en Worcester University; MA. Además, cursó estudios de literatura en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Alcalá de Henares, España.

Matos es educador retirado luego de treinta y dos años como Maestro Bilingüe y Profesor de Español Avanzado y Literatura. Ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su activismo cultural y educativo, entre ellos: Key of Worcester’s City -by Mayor Office; Father Miguel Barafo Legacy Award -by CENTRO; Worcester Latino Dollar for Scholar: Vision Award- by Latino Dollar for Scholar- by Worcester Latino Dollars for Scholars; Dominican Republic Consulate of Boston Certificate of Recognition; Casa Cultural Dominicana de Worcester Leadership Award; Massachusetts House of Representative Recognition; and Citation by the Massachusetts Senate.

Comments are closed.