Gloria deportiva barahonera …SAMUEL JAMES MIDI

por Rafael Matos Féliz

Leonel James Midi nació en Barahona el 4 de enero del 1939; siendo sus padres, Walter James Palmer y Venecia Midi, originarios de Grenada. Leonel fue alfabetizado por el Profesor Carlito Ebert. Luego, tuvo a la Maestra Tomasina Espinosa, hasta el Tercero. Más tarde, con  Doña Elda y su esposo Amílcar Peláez, cursó hasta el Sexto grado en el antiguo Liceo Federico Henríquez y Carvajal. Allí, en Educación Física, practicaba voleibol, baloncesto, carreras y otras, demostrando temple de deportista.

En 1956, su familia va a vivir para la capital y allí Leonel se inscribe en la Escuela República de Chile, cursando hasta Segundo del Bachillerato. Allá se involucra en el voleibol y ya sus fibras de deportista comienzan a salir. En su primer Torneo Escolar, logran la Corona de Campeón. También perteneció al equipo del Centro Social Obrero de la barriada de Villa Francisca, que dirigía Orlando Mazara (Chichí). En esa escuadra, Leonel se desempeñó con calidad y destreza, teniendo como compañeros a Enrique Marchena, Chichí Mazara, German Coradín, Mario Ciprián y otros estelares.

Como su velocidad al desplazarse en la cancha era impresionante, le invitan al Torneo Interescolar para competir en carrera de velocidad. Así, el 5 de junio del 1957 (Dia de Los Deportes, para la época), se inicia en atletismo (carrera de velocidad). Ese mismo día se lleva el lauro de ser ganador del Primer Lugar, de manera arrollante, en la carrera de 100 metros planos. De ahí se formaliza su invitación al atletismo para carrera de velocidad, con el Entrenador Rafael Hermes Puente.

Para 1958, es seleccionado para participar en el Torneo Interescolar Nacional. Allí, Leonel logra la extraordinaria hazaña de “Empatar el Record Nacional”, en los 100 metros planos; saliendo clasificado y seleccionado para las carreras de 100 y 200 metros, con miras a participar en los VIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Venezuela-1958. La Selección Dominicana para esos juegos, la formaban Leonel James, Albero Torres (El Gringo), vegano; Salvador Emilio Rivas, santiaguero y Domingo García, vegano. Su competición sería para carreras de 100 y 200 metros.

Esos juegos, programados para diciembre del 1958, fueron trasladados para enero del 1959. Dominicana no pudo participar porque se presentaron dificultades políticas entre ambos estados y también con las donaciones para la participación del país. Según recuerda Leonel, la participación de los atletas dominicanos en torneos y competencias, era una verdadera hazaña, sin condiciones, precariedades, sin equipo y nada. Era a puro tablazo. En ocasiones se pedía aporte al público.

Ese año, 1959, se le motiva y convence para conformar la misma Selección señalada y con las mismas condiciones, para representar al país en los III Juegos Panamericanos, en Chicago, Estados Unidos. Más tarde, en 1962, participa en los II Juegos Iberoamericanos de Atletismo, que fueron celebrados del 7 al 12 de octubre en Madrid, España. Seguido pasa a la Selección de atletismo del país, para los IX Juegos Centroamericanos y del Caribe, realizados en Kingston, Jamaica. Dichos juegos fueron celebrados en agosto de 1962, por la conmemoración de la Independencia de Jamaica. Cuando Leonel competía en los 200 metros, con buena ventaja, se salió del carril y resbaló. Ese hecho le frustró. Allí, la selección dominicana logró obtener 5 medallas, Dos de Oro, Una de Plata y Dos de Bronce.

Leonel desarrolló su carrera de velocista desde 1957 hasta 1962, siendo considerado como uno de los mejores velocistas de su época. Tuvo el Récord Nacional Juvenil sub 20, de los 100 metros planos, con tiempo de 10.6 Segundos, que se mantuvo desde 1958 hasta el 1987, cuando el romanense, José Miguel Méndez lo mejoró, con tiempo de 10.3 segundos. También tuvo el récord Nacional Juvenil Sub 20, de los 200 metros planos, con tiempo de 22.7 segundos, del 1958 hasta el 1964, cuando el sancristobalense Julio Meade lo mejoró, con tiempo de 21.4 segundos.

Otra gran hazaña fue, compartir el Récord Nacional de los 100 metros planos, con tiempo de 10.5 segundos, con tres atletas más, quienes fueron, Salvador Eligio Rivas, Luís Eduardo Soriano y Domingo Antonio García. Ese empate duró 3 meses y 12 días (del 25 de febrero al 6 de junio del 1959). En 1964, fue a vivir a New York y allí laboró en la empresa General Motor por 30 años y luego se pensiona. En esa urbe jugó béisbol con el equipo Quisqueya y fue segunda base. Leonel fue reconocido por sus logros en su carrera deportiva y vida ejemplar por el Ayuntamiento de New York como “Inmortal Sarcarleño”, Pabellón Excelencias Sarcarleñas USA, New York, 2016. Vive en Miami. Procreó dos adoradas hijas en su primer matrimonio, Jennet y Jennifer. Luego se casó con Thelma Adolphus.

¡¡LEONEL JAMES, ESTELAR ATLETA Y EJEMPLO DEPORTIVO. HONOR Y GLORIA!!

Comments are closed.