El reloj, marcaba las 7 cuando varios estudiantes del Liceo en Arte, Ramón Oviedo, se inspiraron para realizar la réplica del Palacio Municipal de Barahona

Por: ALEJANDRO SANTANA

Hay ciudadanos, entre los cuales me cuento, que nada sabemos de Arte, que para nada nos interesan las cosas bellas y sublimes y que si alguna vez nuestro corazón vibro de emoción con esas manifestaciones, es cosa del pasado.

Ya ni las letras bellas de las canciones nos interesan, mucho menos un poema logrado un amanecer lluvioso por un bohemio enamorado de la vida, de la naturaleza.

Ya para muchos de nosotros es arte un pantalón en las verijas, un tatuaje en la robándola de una joven hermosa.

Ya amamos cosas banales como la estrofa de una canción, o bachata que dice.: Eres  cabraleña y vieja quera, mujeres como tú no valen la pena, o la narración de aquel cuento, que habla del recorrido de  de un padre y su hija, a quien lleva al colegio todos los días y le recomienda no mirar a un burro que siempre estaba  con su miembro erecto.

Un día el señor enferma y la madre lleva a la niña por el mismo trayecto y se encuentran con el burro, y la niña le dice no mires a ese animal que mi papa dice que está enfermo…La doña lo ve y le dice a la  niña…..Ojala, tu padre tener la salud que tiene ese animal.

Son de esas cosas que nos causan gracia, que las vivimos, que las promovemos, pero hace tanto tiempo que echamos al olvido  una estrofa de la canción, El elegido de Silvio Rodríguez cantautor  cubano, que dice…Lo más terrible se aprende en seguida, y lo hermoso nos cuesta la vida.

A sabiendas de que hemos cambiado tanto y ya el arte no significa nada, los estudiantes del Liceo en Arte Ramón Oviedo, deben recoger  de cualquier rincón en que se encuentre, la réplica del Palacio Municipal de Barahona, para colocarlo en un lugar en que los amantes del arte admiren, la destreza y calidad de esos jóvenes.

Porque esa maqueta-replica, es arte que cuesta que se puede comercializar en postalitas y tarjetas navideñas y generar recursos para suplir algunas de las necesidad de ese Centro de enseñanza