25 SEPTIEMBRE 2022-ANIVERSARIO 59 DEL GOLPE DE ESTADO AL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL JUAN BOSCH.

Virigilio Gautreauxpor Virgilio Gautreaux P.

Hoy 25 de Septiembre 2022, arribamos a los 59 años de esa fatídica fecha que tanta sangre, sudor y lágrimas, trajo al pueblo dominicano, incluso la pérdida de su soberanía. El derrocamiento del Gobierno Constitucional aquel 25 de Septiembre de 1963, desató los demonios a un nivel tal, que en los meses posteriores la familia dominicana sufrió la pérdida de valiosos recursos humanos, además de la separación y alejamiento entre parientes, que militaban en diferentes organizaciones políticas y bandos militares durante la Guerra de Abril de 1965. Debieron pasar muchos años, para que justificados rencores de aquella oportunidad se fueran diluyendo, para que paulatinamente se fueran produciendo reencuentros y muchos eventos fueran sepultados, para que reinara la concordia.

Diez meses antes del Golpe-el 20 de Diciembre 1962-Bosch alcanzó una resonante victoria electoral frente a la Unión Cívica, constituída en esos comicios por una amalgama de políticos conservadores, antititrujillistas, ex funcionarios de Trujillo, liberales, centristas y gente en general. Las masas que siguieron a Bosch eran también otra amalgama, pero el estilo comunicacional y su mensaje reivindicador, calaron en amplios sectores de la población, lo que sin duda se reflejó en las urnas. De esta forma, Bosch obtuvo 628 mil votos (59%) y Fiallo 317 mil y pico (30%).

Sorprendidos por este rápido “Knoc-out”, el ala más conservadora de las huestes agrupadas en torno a la Unión Cívica, comenzó a trabajar y conspirar activamente contra el Gobierno que asumiría el poder el 27 de Febrero de 1963, siendo una de sus primeras campañas tildar de comunista la Constitución que regiría al país, al momento de asumir Bosch al poder.

Los siete meses transcurridos entre Febrero y Septiembre de 1963, fueron de un combate sin tregua contra el Gobierno libremente elegido, donde los derrotados en Diciembre de 1962, no tuvieron descanso ni un solo día afuera en las calles y dentro de los cuarteles conspirando. Las Iglesias, plazas y parques, así como los medios de comunicación tales como la prensa radial, escrita y la televisión, fueron copados por los conspiradores.

La libertad reinante en esos meses, fue aprovechada inteligentemente por hábiles personeros y carroñeros, expertos en desinformación y campañas sucias. Ocasionalmente periodistas y “sindicalistas” extranjeros venían al país a impartir conferencias y charlas interesadas, para advertir sobre la “inminencia” de que la República Dominicana iba a ser tomada por el comunismo soviético y castrista.

Excelentes intelectuales escribían libremente en los medios de comunicación todo cuanto se les ocurriera en contra del gobierno. Otros verdaderos pandilleros de la palabra y algunos anarquistas vinculados a la iglesia, pregonaban el futuro “rojo” de la nación. Campañas y concentraciones de “reafirmación cristiana” con el beneplácito de una parte del Clero, eran masivamente efectuadas en toda la geografía nacional.

Era algo público la agitación contra el Gobierno, dentro de los cuarteles militares y de la Policía Nacional. Las calles y templos tomadas por los conspiradores, los largos y numerosos comunicados de los partidos opositores, así como innumerables cartas públicas firmadas por miles de mujeres, incrementaron aún más las presiones golpistas. De ahí que en el mes de Septiembre de 1963, el
Doctor Tomás Alcibíades Espinosa organizó en Barahona, junto con varios amigos y cómplices, un grupo armado con el propósito de derrocar el Gobierno de Juan Bosch. 

En esta ocasión (1963) Tomás Alcibíades y varios de su «Comando Central» fueron traídos a la capital, tal vez con el propósito de ser juzgados. Sin embargo, a los pocos días Bosch fue derrocado y nuestro personaje fue designado como Secretario de Estado de Salud Pública por los golpistas, función en la que se desempeñó, hasta el 24 de Abril de 1965.

Bosch fue derrocado finalmente por los golpistas del 25 de Septiembre de 1963 y la sangre comenzó a rodar nuevamente por calles y montañas de la geografía nacional. Luto, represión, caliesaje, tortura y exilio, retornaron, como en los mejores tiempos del Trujillato. Los empresarios que “ayudaron” en la lucha contra el comunismo, fueron bien recompensados con la continuación del interrumpido proceso de devolución de algunas empresas públicas o el reconocimiento de la posesión de supuestas acciones y propiedades.

CIVILES Y MILITARES QUE TUMBARON A BOSCH.

EL TRIUVIRATO ESTABA INTEGRADO POR EMILIO DE LOS SANTOS, MANUEL ENRIQUE TAVÁREZ ESPAILLAT Y RAMÓN TAPIA BREA

Los chicos de uniforme se lanzaron a una carrera desenfrenada de acciones corruptas, donde los aviones cargueros de la Fuerza Aérea y los barcos de la Marina de Guerra traían al país públicamente, sin rubor algún, voluminosos contrabandos. Las famosas “cantinas militares” eran en realidad negocios de electrodomésticos, prendas de vestir, calzados, relojes de marca, finas bebidas y joyas. Entre otras mercancías. Los recintos de la guardia, la marina y la aviación, se convirtieron en verdaderas tiendas. 

Ante esta situación el comercio en general del país mediante diferentes comunicados, denunciaban y protestaban contra esta práctica, afirmando que esta competencia desleal, los estaba llevando a la quiebra, ya que ellos cumplían con sus obligaciones fiscales. Estas protestas no fueron atendidas porque los propios funcionarios golpistas estaban dedicados al saqueo sistemático de los bienes del Gobierno, lo que provocó una verdadera guerra interna que explica las continuas renuncias y cancelaciones de funcionarios y la salida de los miembros de la cúpula gobernante,  al punto de que el 24 de Abril de 1965, existía un Triunvirato de dos, donde sólo mandaba uno !!

   

DONALD REID CABRAL ENCABEZABA EL “TRIUNVIRATO” DE DOS, JUNTO

 A RAMÓN CÁCERES TRONCOSO

La corrupción generalizada asqueó al país y a oficiales jóvenes de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, los cuales junto al PRD y otros partidos, dieron por terminado ese gobierno fracturado, aislado y altamente desprestigiado. Una divergencia insalvable se produjo entre los estamentos militares, a partir de que un grupo propugnaba que Bosch retornara nuevamente al poder y el deseo de la alta jerarquía militar de permanecer con las riendas del poder (y sus negocios). 

Esta controversia estructural desembocó en los conocidos combates por aire, mar y tierra, concentrados en el área del Distrito Nacional. 

Ante el resultado previsible que se vislumbraba ya el Martes 27 de Abril en horas del atardecer, de que Bosch regresaría en breve como Presidente Constitucional de la República Dominicana, Estados Unidos cambió el curso de los acontecimientos, montando la operación “Power Pack”, mediante la cual en relativamente pocas horas, llegaron el 28 de Abril miles de efectivos norteamericanos con equipamiento moderno, un porta-helicópteros, otros navíos,  artillería pesada, tanques y modernos aviones sobrevolando el país. Muchas mujeres, niños y civiles no combatientes, murieron por los frecuentes bombardeos y ametrallamientos de las tropas invasoras. 

  

Resulta increíble, a 59 años de distancia, ver la capacidad que tuvo una coalición política perdedora de unas elecciones, en alianza con corruptos militares postrujillistas, para hacer sucumbir un proceso democrático de una nación. Miles de dominicanos, pagaron con sus vidas esta trágica aventura.

VGP/25 Septiembre 2022