Los barahoneros siempre tendremos  un tema sobre el tapete, esta vez, la plaza comercial EL Encanto

POR: ALEJANDRO SANTANA

De acuerdo a las reacciones de algunos ciudadanos de mi Provincia, es difícil ponernos de acuerdo en torno a los temas de desarrollo a implementarse en nuestra demarcación.

Al parecer somos muy dados a los impedimentos, pero también somos muy oportunos a ponernos de acuerdo cuando hay dinero de por medio, o hay la oferta de un buen almuerzo al medio día aunque a las tres de la tarde nos mate una indigestión.

Todos recordamos el caso de la estación gasolinera en el malecón, muchos sectores originalmente estuvieron en desacuerdo con el mismo, también recordemos los años en que la antigua bomba de combustible de Pelle, estuvo impedida de realizar el remozamiento que hoy exhibe.

Todos esos proyectos, desarrollistas necesitaron el permiso de por lo menos 5 departamentos oficiales, hubo oposición ciudadana, pero los ciudadanos no tenemos la fuerza necesaria para oponernos cuando los que tienen que otorgar el permiso, de repente y de forma sospechosa, lo dan.

Son de esas cosas legales que norman la vida en las ciudades, gústennos o no, somos una  fuerza sin poder de decisión, somos los tontos útiles usados cuando a los que tienen la responsabilidad , hacen girar la balanza a su favor.

Con relación a esa Plaza, trate de hacer contacto por lo menos con dos concejales de los que aparecen en una lista, no. Oponiéndose al proyecto, sino recomendando sea enviado a comisión, pero ha prevalecido la desinformación de que ellos son opuestos, y no es así, es una facultad que le da la ley, para bien ,o para mal..

En  ocasiones en estos casos, a la población solo le dejan la facultad de oponerse, aunque esa oposición no tenga asideros legales, y para desgracia tampoco  conozcan los proyectos en su justa dimensión.

Entiendo que el proyecto en si ya ha sido presentado en la sala de regidores de nuestro ayuntamiento y ya en esa instancia luego de recorrer varias Instituciones, se aprobara o no dependiendo lo que le convenga a la ciudad, porque al fin y al cabo para esos los hemos elegido y si los elegimos es porque le tuvimos confianza de que en casos como estos actuarían apegados a lo legal..

Oponerme de manera personal a ese proyecto, supuestamente desarrollista, o no, no está entre mis decisiones debido a que no conozco el proyecto en todas sus dimensiones, de una manera u otra fui de los que votó por algún regidor de los que hoy están en esa instancia de poder de decisión…

Entiendo que  todas las Instituciones que tienen que ver con el otorgamiento de esos permisos, deben rendir un informe lo suficientemente convincente para que sea conocido por la población, que se dejen las maniobras fraudulentas, que si es bueno para para los barahoneros, que no se les de más vueltas.

Y finalmente con este caso solo aspiro que el proyecto no resulte un buen almuerzo al medio día, pero que la las tres de la tarde no tengan que llevarnos a una sala de urgencia de un hospital para un lavado de estómago, solo a eso aspiro como ciudadano…