El galipote: una creencia que se arraigó en el campo dominicano

El galipote: una creencia que se arraigó en el campo dominicano

Por Juan Julio Gómez/ fuente: elnacional.com.do

Santo Domingo.- La creencia en la figura del galipote forma parte de la cultura de algunas zonas de la República Dominicana y países cuya historia está relacionada con conglomerados humanos procedentes de África.

Según la creencia popular campesina, se trata de un hombre con facultad sobrenatural para convertirse en animales, tales como burros, chivos, cerdos, caballos y perros.

Esta idea está más arraigada en el campesinado de la región del Cibao, pero en el sur también se cree en esta leyenda, principalmente en San de la Maguana, una provincia famosa por la práctica de la brujería.

La creencia en la figura del galipote forma parte de la cultura de algunas zonas de la República Dominicana y países cuya historia está relacionada con conglomerados humanos procedentes de África.
Galipote

«En San Juan había muchos brujos, pero la nueva generación no continuó con la práctica de los viejos, quienes se convertían en cualquier cosa para hacer maldad», dice un hombre nativo de San Juan, quien se identificó con el nombre de Salvador.

«En San Juan había mucha gente que vivía de eso (la brujería) y hasta viajaban a Haití, porque allá se entrevistaban con los sorcier (brujos)», dice.

Según afirma, el galipote es malicioso, pues «le gusta hacer maldad a personas que circulan por lugares solitarios en horas nocturnas, a las cuales les impide el camino y provoca trastornos para que amanezcan dando vueltas». La idea del galipote está relacionada a chivos, perros y burros en la región del Caribe.

Pero ¿por qué?. Por una razón muy sencilla: en el Caribe no existen lobos. La leyenda del ´´Hombre Lobo» está arraigada en Europa y Estados Unidos.

´´Yo iba para mi casa una noche y, al llegar a un río, observé un perro pequeño y de color blanco. Cuando me acerqué a él (al perro), se puso grande y me impidió el paso. Recuerdo que eran como las 2:00 de la mañana, porque yo regresaba de un mortuorio ese día´´, narra el campesino José Lantigua, de la provincia de La Vega.

El galipote en Europa se conoce como ´´Lugarú´´ , y tomó mucho auge durante la Edad Media.

El hombre que tiene la facultad de convertirse en ´´galipote´´ puede causar daño a seres humanos, principalmente a niños, según la leyenda campesina.

Es todo lo contrario de la bruja, ya que ésta puede transformarse en aves para cometer sus fechorías contra seres humanos normales, principalmente contra niños recién nacidos.

Lo cierto es que se trata de una creencia rural, ya sea en Europa, Haití o la República Dominicana.

Las historias sobre avistamientos de esos «seres» son narradas por campesinos que no tienen una buena formación educativa, aunque no dejan de ser interesantes en cuanto al nivel cultural.

50 años atrás, el campesinado no tenía televisión en la casa, y se reunía en grupos para contar sucesos que supuestamente les habían ocurrido, pero simplemente eran cuentos que inventaban para pasar el tiempo.

Share This Post