DE PICA-PICA A BOCINAS.

DE PICA-PICA A BOCINAS.

Por: Virgilio Gautreaux P.

Saludos cordiales,

Me contó hace muchos años mi hermano Cabito, que en los años finales de la década del 60 e inicios de la del 70, era común que los Directores de los periódicos enviaran los periodistas a las Ruedas de Prensa de los funcionarios, dejando de lado otras personas y hasta empresas.

Al parecer, por casualidad, en una actividad para lanzar un producto o una iniciativa, se sirvió un suculento desayuno sobre el cual se abalanzaron los comunicadores que estaban presentes.

A partir de ahí, se impuso la costumbre de realizar Ruedas de Prensa en horas de la mañana y en invitación se incluía la frase: «Habrá Desayuno». Mi hermano no asistía a dichas convocatorias, pues afirmaba que él se desayunaba siempre en su casa, antes de salir al trabajo.

Después la práctica alimenticia se extendió también en horas de la tarde, donde se servía una suculenta picadera, cuyo consumo era objeto de empujones.

Está praxis se hizo común en toda actividad donde se convocaba los medios de comunicación y de esa forma los promotores de cualquier iniciativa sabían que su rueda de prensa iba a salir en los periódicos.

Con el pasar de los tiempos, las «carnadas» y donativos para atraer comunicadores, se fueron diversificando y haciendo más costosas, pasando luego a ciertos regalos, gasolina y dinero en efectivo, hasta llegar a los elevadísimos costos de las actuales BOCINAS !!!

ESTÁS REPETIDORAS, Son hábiles en boas que defienden intereses públicos cobrando generosamente elevadas sumas del presupuesto nacional.

Con dinero de los impuestos cobrados al pueblo dominicano en los últimos 20 años, millones y millones y millones de pesos y otras monedas, han ido a parar a los bolsillos de los buitres mercenarios que nuestros funcionarios y Mandatarios les gusta engordar como si fueran sus mascotas preferidas.

Por eso, esas bocinas (anteriormente pica-pica), muchos de ellos son grandes empresarios, tienen plantas televisoras, radiodifusoras, varias compañías, son suplidores del Estado, tienen importadoras e inmobiliarias.

Con nuestro dinero viajan al exterior por muchos días con todos sus familiares a Europa, Asia y Estados Unidos, donde juegan en casinos y practican golf en hoteles costosos. Otras veces viajan travesías en cruceros o chapotean en invierno entre la nieve !!

Cómo no les importa un c*** lo que hacen, algunos tienen el descaro de subir los videos de sus travesías y derroches.

También funcionarios agradecidos y legisladores les nombran sus hijos en buenas posiciones dentro Sector Público y también en el exterior.

Gobernantes y funcionarios de manera generosa cuando estas Hienas que se comen la verdad, cumplen años, le regalan costosos vehículos, relojes suizos o le favorecen los hijos con becas FULL (y a veces los nombraban también como Vicecónsules en la ciudad donde está su universidad).

Esto demuestra la importancia que mandatarios y funcionarios le conferían (y confiesen) a la verdad, la cual tenía (y tiiene) que ser distorsionada u ocultada !!

Está práctica, este trapiche contra la verdad, tiene ejércitos de operarios distribuidos en todo el país, estratégicamente colocados en «nominillas» bien disimuladas de los Ministerios, Direcciones Generales, asi como de los Diputados, Senadores y Alcaldes.

Todo este entramado funciona bajo la siguiente consigna: «quién no paga, no sale cuando quiere salir y sale cuando no quiere salir».

Por esta tubería rota salen millones y millones y millones de pesos todos los años, extraídos mediante impuestos de las costillas y estómagos del pueblo dominicano.

Esta es otra forma de corrupción bien pagada que ha establecido la clase política dominicana Muchos desconocen que la «popularidad» y presencia de políticos en los medios de comunicación, es financiada generosamente, por el pueblo dominicano.

Otros pica-pica de menor cuantía en los años 80 y 90 del siglo pasado, eran pequeñas brigadas que merodeaban en la Zona Colonial, especialmente en horas de la noche, en aquellos lugares dónde se realizaban actividades culturales, en museos, patronatos, galerías de arte y hoteles. Los integrantes estas pandillas depredadoras, se colocaban al final del Auditorio y cuando terminaba el acto, rápidamente se abalanzaban sobre la picadera y los vinos, consumiendo casi la mitad de lo que se ofertaba.

Estos pequeños buitres fueron dispersados cuando en la puerta de estas actividades se colocaron miembros de seguridad, que se encargaban de espantarlos.

Hay muchas historias sobre los pica-picas y las costosas BOCINAS. ÉSTA es sólo una de ellas !!

Share This Post