TIRANICIDIO, 1961

TIRANICIDIO, 1961

Por Dr. Rony Joubert.

Desde el ascenso al poder de Rafael Leónidas Trujillo Molina en la Republica Dominicana en 1930, comenzaron tanto las conspiraciones internas como las conspiraciones externas para derrocar al dictador.

Trujillo, que había llegado al poder luego de traicionar al presidente de la republica Horacio Vásquez, quien lo había hecho jefe de la Guardia Nacional y más tarde jefe del Ejército en 1928, conspiró junto a Rafael Estrella Ureña para finalmente hacer que Vásquez renunciara a la primera magistratura del estado para “evitar un baño de sangre” al pueblo dominicano. Se realizarían “elecciones” en 1930, haciendo Trujillo que los candidatos opositores Federico Velázquez y Ángel Morales se retiraran de la contienda. Bajo un proceso fraudulento, donde no votaría ni el 25% de los posibles votantes, llegaría al poder en 1930 el binomio Trujillo-Estrella. Luego se distanciarían…

“El Jefe” comenzó una persecución abusiva y sangrienta de sus adversarios, ya fueran personas individuales o familias, donde en el año 1930 figuran los apellidos Bencosme, Larancuent, Estrella entre otros. Al general Cipriano Bencosme, no solo lo eliminaría de su camino, sino que le quitó su extensa finca en la zona de Jamao, y para burlarse de esa familia comenzó a utilizar públicamente el caballo de paso fino de Bencosme como animal de carga de agua. Luego eliminaría otros miembros más de esa familia mocana. Incluso eliminaría a algunos en su exilio en USA.

Al líder político capitaleño radicado en la Romana Alberto Larancuent Ramírez lo mandaría a matar en el parque Colon frente a la Catedral, cuando conversaba con dos íntimos amigos en una noche cualquiera de 1930. Allí Larancuent recibió varios balazos y aunque pudo llegar al hospital Padre Billini, murió luego de una larga cirugía. Dos de sus hijos serían muertos después por la dictadura, y el tercero vendría en la expedición del 1959, esa historia también es conocida….

Al año siguiente, en 1931, eliminaría de su camino al general Desiderio Arias, quien a decir del gobierno estaba conspirando junto a Estrella Ureña contra el Jefe.

En 1932, la familia Perozo de la región del Cibao, también comenzaria a ser asesinada al igual que la Martínez Reyna, seguidos de un grupo de jóvenes santiagueros que planificó en 1934 hacer volar una tarima en esa ciudad donde estaría El Tirano para las celebraciones de la Batalla de 30 de Marzo de aquel año. Ese mismo año se preparaba en Cuba una expedición para ir a Santo Domingo y “tumbar” el régimen, la cual debería salir desde el puerto de Mariel, al oeste de la Habana. Nunca llegó…

Pero el carnaval de sobornos, abusos y asesinatos no acabaría allí, pues algunos de los miembros de la familia Patiño de la región norte del país desaparecerían a partir del 1935. Ese mismo año Trujillo trataría de eliminar en New York al carismático líder de la oposición Ángel Morales, pero cuando Luis de la Fuente Rubirosa, primo de Porfirio, fue a asesinarlo a su apartamento, eliminó a Sergio Bencosme por error. Algunos han señalado que Bencosme estaba en los planes. Morales moriría 30 años más tarde en el exilio en Puerto Rico.

Posteriormente, y pasada la segunda guerra mundial, el brillante oficial de fuerza aérea Eugenio de Marchena iría a Puerto Rico a cursar entrenamiento en artillería, destacándose entre su grupo. El exiliado y prominente médico dominicano Dr. Campusano radicado en San Juan cambiaría el parecer de Marchena sobre la dictadura. A su regreso organizo un movimiento para enfrentar al gobierno, pero la conspiración fue develada y sus cabezas eliminadas.

En 1947 se organizó en Cuba una segunda expedición para venir a enfrentar al gobierno Dominicano del generalísimo Trujillo con el apoyo del presidente cubano José Grau San Martin. El punto de partida para venir al país era un Cayo en el archipiélago cubano de Camagüey de donde el movimiento toma su nombre, Cayo Confite, pero el Jefe de las Fuerzas Armadas Cubanas General Dámaso Pérez Damera negoció en Washington el bloqueo de la expedición con altos funcionarios gubernamentales y con diplomáticos dominicanos. En esa aventura vendría el líder cubano Fidel Castro y el político dominicano Juan Bosch, pero la expedición nunca salió. También figuraban en la lista de expedicionarios Pedro Mir, Ángel Miolan, Mauricio Báez, Pichirilo, Horacio Julio Ornes, Miguel Ángel Ramírez Alcántara entre otros. Todas las armas fueron confiscadas, pero el presidente de Guatemala Juan José Arévalo las solicitó y les fueron entregadas. Se utilizarían en otro momento. También desaparecería en Cuba es mismo baño el líder sindical dominicano Mauricio Báez.

En 1949 llegaría finalmente a tierras dominicanas la primera expedición que alcanzó el país bajo la dirección del general Juancito Rodríguez y de los comandantes Julio Horacio Ornes y Miguel Ángel Ramírez, la cual fue apoyada por los presidentes José Figueres de Costa Rica y Juan J. Arévalo de Guatemala. La misma arribó por la bahía de Luperón, de donde toma su nombre. Los expedicionarios fueron muertos y algunos condenados a 30 años de trabajo público. Luego se les indultaría.

La expedición de Luperón contó con aquellas armas de Cayo Confites que el Presidente Arévalo de Guatemala le había reclamado a Cuba. Dos de los aviones que llegarían en la expedición de 1949 entrarían por el centro y por el sur del país. Esos aviones quedarían detenidos y presos en la península de Yucatán y en la Isla de Cozumel de México cuando hicieron escala para abastecerse de combustible. Si bien es cierto que la expedición fracaso como tal, no es menos cierto que disparó la motivación para que la resistencia interna y externa siguiera trabajando.

En la década siguiente continuarían los abusos, atropellos, desapariciones y muertes, no sólo de la Resistencia, sino incluso de personas que en algún momento trabajaron con el régimen y ahora habían cambiado de parecer o podrían ser “obstáculo” para el sistema. También el régimen haría desaparecer en New York en 1956 al Catedrático español Jesús de Galindez, ya que en su tesis Doctoral de la Universidad de Columbia ponía en dudas de que Ranfis Trujillo fuera hijo legítimo del matrimonio Trujillo Martinez. Luego el connotado piloto Octavio de la Maza Vázquez –a quien se le quiso involucrar en cosas ajenas a él-seria muerto por el gobierno de Trujillo, alegando la tiranía de que el militar se ahorcó con un mosquitero en la cárcel, luego de que supuestamente dejara una carta explicando el porqué. Alegato totalmente falso.

El intelectual y escritor Héctor Marrero Aristy también desaparecería por razones políticas es año en un simulado accidente automovilístico cuando supuestamente regresaba de Constanza según públicó un diario nacional. ¡La historia parece haber sido distinta!!!

En 1959 vendría otra expedición, la de Constanza, Maimón y Estero Hondo. El primer grupo antitrujillista de unas 50 personas llegaría por vía aérea al aeropuerto militar de aquel poblado de montaña en la cordillera central, el día 14 de junio de ese año. El avión estaba piloteado por Juan de Dios Ventura Simo y Julio Cesar Rodríguez, y la expedición liderada por el comandante Enrique Jiménez Moya.

Los otros dos grupos con unos ciento ochenta expedicionarios más llegarían por vía marítima una semana más tarde por el norte del país a las playas de Maimón -lancha Carmen Elsa- y a Estero Hondo -lancha Tinina-. Militarmente fue un revés para “el antitrujillismo”, pero esto estimuló que la resistencia interna tomara más fuerza e hiciera un despliegue en toda la isla.

Uno de los movimientos de la resistencia interna encabezado por el Dr. Manuel Tavares Justo y su esposa Minerva Mirabal toma el nombre de aquella fecha historica, la Agrupación Política 14 de Junio, a la que se suman localmente unos 4/6,000 miles de dominicanos antitrujillistas, incluyendo no solo las Izquierdas del país, sino muchas personas de la clase media alta y profesionales distinguidos de la nación. A ellos se le sumarian también muchos hijos de empleados del tren gubernamental e incluso de Secretarios de Estado y altos funcionarios del gobierno.

El Movimiento 14 Junio desarrollo actividades políticas contra la tiranía en todos los puntos del país, lo que hizo que se agudizaran las persecuciones, los abusos y las muertes de muchas personas. Las cárceles dominicanas, y sobre todo la del 9 y la de la Cuarenta se abarrotarían. En una ocasión a principios de 1960 el jefe del Servicio de Inteligencia Militar –SIM- entro a una de las cárceles y viendo a tantos hijos de funcionarios presos expresó: “pero es el gobierno al que tenemos preso” …

En enero del 1960 un grupo de 28 jóvenes de Santiago llamado los Panfleteros repartió volantes en aquella ciudad con una nota que decía: “Con perdón de la expresión, Trujillo es una mierda”. Todos morirían masacrados. El mayor de ellos estimo que no llegaba a 20 años de edad. También ese mismo año aparecería muerto en México el escritor español que trabajo para Trujillo José Almoina, quien en uno de su libros habría hecho señalamientos contra el Generalísimo y su familia.

A mitad de año del 1960 se realiza un atentado contra el presidente de Venezuela Rómulo Betancourt, quien al otro día de suceso desde el palacio de Miraflores en Caracas acusa a Trujillo como responsable, por lo que para entonces ya el dictador dominicano se enfrentaba abiertamente a los presidentes democráticos José Figueres de Costa Rica, Juan J Arévalo de Guatemala, Ellis Lescost de Haití y Rómulo Betancourt de Venezuela. También para la fecha el líder Portorriqueño Luis Muñoz Marín había hecho señalamientos en contra del sistema. El régimen estaba en problemas. Trujillo fue sancionado por la OEA….

Seis meses más tarde, en noviembre de ese mismo año, serian asesinadas regresando de visitar a sus maridos en la cárcel de Puerto Plata las hermanas Minerva, María Teresa y Patria Miralbal, todas miembros del 14 de Junio. Aquello llenó la copa …

Para esa fecha ya el gobierno norteamericano había enviado a varios emisarios para solicitarle a Trujillo Molina que abandonara el poder, pero este furioso se negó y llego hasta decir que a él había que sacarlo muerto de aquí. Ya los arreglos y las defensas de sus cabilderos en USA habían perdido fuerzas. Los periodistas, diplomáticos y gente importante que el Jefe tenía en Washington habían cambiado su enfoque sobre el problema de Republica Dominicana. Trujillo comenzaba a quedarse solo. No lo entendió nunca. No entendió que el juego había cambiado.

Para 1960 ya se habían estructurado varios grupos locales diferentes para la eliminación del Jefe. Uno de ellos inicialmente tuvo el apoyo del gobierno norteamericano, pero luego se le retiró.

En 1961 existían básicamente 4 grupos de locales que se proponían los mismo, la eliminación física del Tirano. Los grupos se podrían clasificar en el grupo Antonio de la Maza o de Moca , el de Salvador Estrella Sadhala, el grupo Político de Juan Tomas Díaz y el grupo de Mr. X.

El grupo de Moca estaba conformado básicamente por los hermanos Antonio, Ernesto, Mario, Pablo y Bolívar de la Maza Vásquez junto a su pariente Antonio García Vásquez, Tunti Cáceres Michel y Miguel Ángel Bissie. Antonio de la Maza y Miguel Ángel Bissie eran concuñados casados con dos hermanas de apellido Michel, tías de Tunti. Don Vicente, padre de los de la Maza con sus 81 años le daba el apoyo moral. Don Vicente ya había participado en el Tiranicidio de Lilis en 1899.

Los de la Maza Vásquez eran familia de Horacio Vásquez el presidente que había hecho jefe del ejército a Trujillo, y a quien Trujillo junto a Estrella Ureña habían traicionado. Pero también Trujillo tenía una cuenta pendiente con los de la Maza, pues había eliminado en 1956 a Octavio de la Maza Vásquez el tercero de los hermanos a solicitud de Félix W. Bernardino, quien quería vengar la muerte de su hermano Luis Bernardino. En Londres, donde ambos estaban asignados a la Embajada Dominicana, Bernardino armado quiso por una discusión matar a Octavio, y este en defensa propia le quito el revolver a Bernardino, y lo eliminó. Antonio jamás le perdonaría a Trujillo lo que hizo con Octavio.

Al grupo de Antonio de la Maza también pertenecía el odontólogo Bienvenido García Vásquez, hermano de Antonio, quien estaba casado con una hija de Juan Tomas Díaz, Marianela.

Al grupo de Antonio de la Maza también pertenecía el odontólogo Bienvenido García Vásquez, hermano de Antonio, quien estaba casado con una hija de Juan Tomas Díaz, Marianela.

El grupo de Salvador Estrella lo conformaban él, su hermano César, Amado García Guerrero –sobrino de la esposa de Salvador Estrella-, Antonio Imbert Barreras, Rafael Castillo, Rafael Battle Vinas, Máximo Mueses entre otros. Salvador Estrella era muy amigo desde su infancia en Moca de los de La Maza Vázquez e íntimo amigo de Antonio Imbert. Imbert y de la Maza habían sido gobernadores de Puerto Plata y Moca en 1949. Los otros miembros del grupo estaban muy
relacionados con la familia. Trujillo también tenía algunas cuentas pendientes con algunos de estos conjurados. Por ejemplo, a una hermana religiosa de Salvador Estrella le había hecho un Foro Publico ….

El grupo político de Juan Tomas Díaz estaba compuesto por el mismo, por su hermano Modesto Díaz (presidente del Partido Dominicano) y también por Luis Amiama Tio, Huascar Tejeda, Roberto Pasteriza, Miguel Ángel Báez Díaz, Manuel De Ovin Filpo y el General Jefe de las Fuerzas Armadas José Rene Román Fernández (Pupo), quien estaba casado con una sobrina del Jefe.

El cuarto grupo, que estuvo muy vinculado al gobierno americano, era el de Mister X y estaba estructurado por Juan Bautista Vicini, Angel Severo Cabral, Donald Read Cabral, Andrés Freites Barreras, Luis Ml Baquero y Jordi Brossa. Estos nunca fueron descubiertos ni sometidos a torturas. Algunos de ellos participarían en gobiernos dominicanos posteriores.

Durante un tiempo importante los diferentes grupos planificaron distintas formas para salir del Tirano, pero ya para el año 1960 básicamente se habían organizado en dos grupos: el grupo de Acción y el grupo Político. El primero iría a eliminar físicamente al dictador a La Avenida (Malecón), y el segundo, muerto el jefe, tomaría las riendas políticas del país para llamar unos meses más tarde a elecciones. Probablemente la cabeza del gobierno de transición sería Modesto Díaz.

Valiéndose de contactos cercanos a Trujillo y de información de primera mano, los de grupo de Acción planificaron ajusticiar al Tirano en la avenida Malecón, aprovechando que el Jefe viajaba todos los miércoles en la noche a la ciudad de San Cristobal. El signo de que iría ese día es que se vestía con su uniforme militar color verde olivo. Los tres miércoles anteriores al martes 30 de Mayo del 1960, el grupo de Acción se quedaría esperando en la Avenida, pues por una u otra razón, Trujillo no pasó o no pasó a la hora habitual por el lugar esperado.

El martes 30 de ese mes, último día de Trujillo, el Jefe haría una de sus rutinas habituales. Levantó temprano, leyó los informes, fue al Palacio, marcho a la base aérea a media mañana acompañado de don Cucho Álvarez y del oficial Marcos Jorge Moreno “a chequear algo”. Regreso a Palacio y almorzó y luego se dirigió a la Estancia Ranfis -hoy cancillería-; allí descanso y salió vestido de verde olivo, lo que alertó a los complotados. Había cambiado el día de ir a San Cristóbal. La información la pasaría a los complotados el teniente Amado García Guerrero quien también era miembro del Cuerpo de Ayudantes. .

En la tarde, curiosamente Trujillo regresaría a San Isidro junto al jefe de las Fuerzas Armadas General Pupo Román Fernández y a uno de sus asesores Miguel Ángel Báez Díaz.
También estaba Marcos Jorge. En la base aérea ocurrió algo que no sería de agrado para los acompañantes. Báez también informó ese día al grupo que el “Hombre” iría esa noche a San Cristóbal.

Al final de la tarde Trujillo y el grupo volvieron a Estancia Radhames –hoy área de la Biblioteca Nacional en la Av. Cesar Nicolás Penzon- donde vivía el Jefe, y de ahí Trujillo iría a visitar a su hija Angelita que vivía a la vuelta de su casa sobre la avenida Máximo Gómez, donde está hoy el Teatro Nacional. De allí haría su conocida caminata de todas las noches bajando a pie por la avenida Máximo Gómez hasta el Malecón. Después tomaría un vehículo y regresaría su casa a alistarse. Luego partió para San Cristóbal pasada las 9 de la noche. Los conjurados esperaban en La Avenida impacientemente por cuarta vez en el mes de mayo al Dictador. Aunque se había hecho tarde, no se irían, pues el mismo Báez Díaz bajo al Malecón a avisarle que el Jefe iría a Hacienda Fundación en San Cristóbal esa noche.

El plan inicial era que los complotados bajarían a La avenida en tres automóviles con tres personas en cada auto. Un chofer y dos hombres más, uno en cada ventana derecha con sus armas para disparar. El nerviosismo cambio la distribución de esa noche y en el primer automóvil propiedad de Antonio de la Maza- montaron Antonio Imbert Barreras como conductor y en posición de copiloto Antonio de la Maza. Atrás iría a la derecha Amado García Guerrero, y Salvador Estrella Sadhala detrás del piloto. En el segundo carro iría de conductor Huáscar Tejeda y al lado Pedro Livio Cedeño, y en el tercer automóvil propiedad de Salvador Estrella viajaría sólo Roberto Pastoriza, completando un total de 7 involucrados. Dos de los conjurados del grupo de Acción no habían podido venir desde La Vega y Moca, ya que el Jefe había anticipado el viaje para el día antes de lo habitual, y no les alcanzo el tiempo a ambos para llegar del interior.

La estrategia del Tiranicidio consistiría en parquear dos de los tres carros en el carril sur de La Avenida orientados en sentido oeste/este y distanciados entre sí por un par de kilómetros . El tercer auto se ubicaría en el carril norte de la Avenida en sentido este/ oeste, mucho más al oeste. De esa forma cuando pasara el carro de Trujillo y su chofe en dirección Santo Domingo-San Cristóbal, el primer carro del carril sur giraría, lo alcanzaría, lo bloquearía y le dispararían. Así fue. El primer automóvil, el de de la Maza piloteado por Imbert, estaba parqueado por las vecindades del entonces Teatro Agua y Luz, hoy oficinas de Correo y de Pasaporte. La idea era alcanzarlo luego de la Feria Ganadera, pues a partir de allí la vía no estaba iluminada.

Al pasar el vehículo Chevrolet del Jefe, Imbert giro y lo siguió. Lo alcanzo un par de kilómetros más adelante y entonces Antonio de la Maza le disparado desde su sillón delantero derecho al través de vidrio posterior del auto de Trujillo, hiriendo tremendamente al Jefe en todo su costado izquierdo; el carro “oficial” se desvió y paró sobre el centro de la carretera. Ahí vendría el segundo automóvil de los conjurados con Tejada y Cedeño.

Prácticamente el carro de Trujillo quedaría bloqueado entre los dos primeros autos de los tiranicidas. Se intercambiarían disparos, Trujillo saldría de su auto, pero Imbert en la oscuridad de la noche avanzaría sobre el dictador dándole un pistolazo de frente, el Tirano cayó de espaldas mientras que de la Maza daba la vuelta por detrás al carro del Generalísimo dándole el ultimo tiro en el mentón. “EL Chivo” moriría tendido en la carretera. Pedro Livio Cedeño recibió un balazo por equivocación de uno de sus compañeros, y aunque el grupo había acordado salir de los heridos, no lo hicieron. Se estima que el automóvil de Trujillo recibió más de 60 balazos y que él recibió unos 6 más.

El chofer Sacarías de la Cruz luego de recibir varios tiros “se haría el muerto”, y posteriormente se escurriría para el monte dirigiéndose al norte hasta alcanzar la carretera Sánchez, hoy Av. Independencia. De allí unos campesinos de la zona lo enviarían al hospital militar Marion, donde de la Cruz informaría de lo ocurrido. Inmediatamente del hospital llamarían a la casa de coronel León Estévez esposo de Angelita Trujillo. Se iniciaría la búsqueda…

Los conjurados abandonaron el área algunos minutos después, dejando en el nerviosismo del momento algunos objetos que le sirvieron al Servicio de Inteligencia Militar para identificar al grupo. Quedo en la avenida el carro Mercury de Salvador Estrella que conducía Pastoriza, algunas armas, entre otras cosas. El SIM encontraría mas tarde también el piso del automóvil del Jefe el puente dental que el usaba …

El general Arturo Espaillat que se encontraba con su esposa Ligia en el restaurant El Pony de la Feria Ganadera advirtió lo sucedido y comenzó a hacer varias llamadas desde el bar del establecimiento. Luego de chequear el área del

El general Arturo Espaillat que se encontraba con su esposa Ligia en el restaurant El Pony de la Feria Ganadera advirtió lo sucedido y comenzó a hacer varias llamadas desde el bar del establecimiento. Luego de chequear el área del enfrentamiento se dirigió a la casa de Pupo Román Jefe de Las Fuerzas Armadas quien estaba ya recostado en ropa de dormir. Espaillat le ordenó que se cambiara, y mientras tanto se fue a dejar a su señora a su casa. Regreso y evito que Román, que era del grupo Político, pudiera actuar. Fueron al Malecón a inspeccionar la situación.

El cadáver del Generalísimo fue llevado a la casa de Juan Tomas Diaz (propiedad de la familia Mejía que estaba exiliada en Venezuela) donde se supone que algunos del grupo Político lo verían y luego comenzarían a accionar. La historia fue otra….

A la casa de Díaz llegaría gravemente herido Pedro Livio Cedeño, por lo que fue evaluado por los doctores Bienvenido García Vázquez (dentista) y Marcelino Vélez Santana (médico), los que determinaron llevarlo a la Clínica Internacional de emergencia. Allí lo recibiría el residente de medicina José Joaquín Puello Herrera. Minutos más tarde llegarían los agentes del Servicio de Inteligencia Militar…

Imbert y García Guerrero, heridos también, fueron llevados a la casa del pariente del primero Dr. Manuel Duran Barreras, quien los curo. Más tarde el galeno fue a las vecindades de la casa de Juan Tomas Díaz y advirtió que la casa estaba rodeada de militares. Imbert y García decidieron abandonar la residencia de los Duran de los Santos.

Los del Grupo de Acción esperaron hasta altas horas de la madrugada para ver que el grupo Político actuara, pero a ellos le fue imposible por diferentes razones. Decidirían cada cual por su parte buscar escondite.

De los 7 conjurados del grupo de Acción que participaron en La Avenida el 30 de Mayo solo sobreviviría al año 1961 Antonio Imbert, quien fue escondido por la familia Cavagliano y murió años más tarde en 2016, llegando a ser Jefe de las Fuerzas Armadas y presidente de la Republica.

El 2 de junio, luego de haberse escondido en la parte este de la ciudad, y estando ya en la casa de unos parientes en la avenida San Martin moriría enfrentando valientemente a los agentes del gobierno Amado García Guerrero, y más tarde el 4 de ese mismo mes, luego de salir de su escondite en la residencia del prestigioso médico Robert Read Cabral morirían abatidos por los agentes del SIM Antonio de la Maza y Juan Tomas Díaz en la avenida Bolívar esquina calle Julio Verne, frente a la conocida ferretería Reid.

En 18 de noviembre de 1961, justo algunas horas antes de abandonar definitivamente el país, Ranfis ordenaría llevar desde la cárcel de la Victoria al resto del grupo de Acción a Hacienda María en Haina donde él junto a su cuñado coronel Luis José León Estévez y al coronel Pirulo Sánchez Rubirosa matarían a los 4 conjurados restantes de ese grupo (Estrella, Cedeño, Tejeda y Pastoriza ) y también a Modesto Díaz y Tunti Cáceres.

Los hermanos Ernesto, Mario, Bolívar y Pablo de La Maza Vázquez serían muertos entre el 31 de mayo y el 6 de junio. Don Miguel Ángel Báez Díaz seria sacado de su casa el 31 de mayo y llevado a la cárcel de la Cuarenta donde vio torturar a su hijo el oficial Miguelin Báez. Se ha dicho que la cabeza de Miguelin le fue cortada y mostrada a don Miguel Angel en una bandeja. Báez Díaz moriría días después en la cárcel…

Luis Amiama Tío se escondería en la casa del distinguido galeno Tabaré Álvarez. Cuando los agentes del SIM se presentaron allí a buscarlo, doña Josefina de Álvarez lo advirtió, entró al baño de su habitación y simulando que salía de bañarse se envolvió en una toalla lo que generó que los agentes al entrar a la habitación salieran de ella por respeto a la señora. Luis Amiama estaba allí escondido. Vivió por muchos años mas. Luego ocuparía algunas posiciones oficiales. Moriría muchos años mas tarde en USA, en 1980.

Antonio García Vásquez sobrevivió a la Tiranía y moriría en 1980 siendo embajador en Colombia. Su hermano Bienvenido moriría a edad avanzada en 2009.

En el 2006 falleció Cesar Estrella Sadhala luego de haber ocupado importantes cargos públicos.

Los españoles Miguel Ángel Bissie y Manuel De Ovin Filpo participaron en el ajusticiamiento recortando las armas y preparando los balines para el tiranicidio. El segundo murió en 2010.

La eliminación física de Rafael Leónidas Trujillo Molina en 1961 generó el inicio de la caída de un gobierno que se proyectó desde 1930 hasta noviembre de ese año, cuando el hijo mayor del dictador Ranfis y el resto de la familia decide abandonar el país llevándose el féretro del Tirano y una cantidad de bienes materiales intangible.

Ranfis con su familia y algunos amigos partirían del país el sábado 18 de noviembre de 1961 (inmediatamente luego de la Matanza de Hacienda María) en los Yates Angelita y Presidente Trujillo dirigiéndose a una de las islas del Caribe, desde donde algunos de ellos tomaron un vuelo a Paris. Luego, el flamante Yate Angelita con el cadáver del Jefe en una caseta improvisada en su proa tomo ruta noreste por el Océano Atlántico y luego de navegar unos 4,500 kilómetros – ya a la altura de las Islas Azores-, recibió la orden del Gobierno Dominicano de volver a puerto en Santo Domingo. Regreso con el cadáver del Tirano a la base naval de Las Calderas, Bani. De allí el cadáver sería enviado por mar a Barahona y del aeropuerto de allí el féretro de Trujillo seria mandado a la Base Aérea de San Isidro. De ahí partiría para Paris en un vuelo privado donde seria enterrado. Luego algunos anos los restos del dictador serían llevados al cementerio El Pardo en Madrid donde están enterrados junto a los de Ranfis.

De la descendencia Trujillo Martínez, Ranfis moriría en un aparatoso accidente en España en 1969, Radhames seria eliminado en 1994 por los hermanos Rodríguez Orejuela jefes del cartel de Cali y Angelita con sus 83 años de edad, hoy reside en Miami, Fla., USA.

El baño de sangre que genero la Tiranía entre 1930 y 1961 ha sido estimado en unas 35,000 personas ….

Share This Post