Nuestras Glorias: Eliezer Espinal Cuello

Nuestras Glorias: Eliezer Espinal Cuello

por Rafael Matos Féliz

Eliezer Espinal Cuello nace en Barahona el 17 de septiembre del 1941. Fueron sus padres, Guido Espinal y Providencia Cuello. Desde pequeño, sus amiguitos le apodaron “el Mu”, pues tardíamente comenzó a pronunciar sus primeras palabras y al comunicarse, lo hacía con gestos y términos ininteligibles.

Comenzó sus estudios primarios en el antiguo Colegio Adventista, de nombre Amos Comenios y allí alcanzó el segundo curso. Luego pasó a la escuela pública ubicada en la calle Colón. Aquí terminó el 2do teórico. En la escuela, practicó béisbol y voleibol. Con 13 ó 14 años de edad, ya jugaba voleibol en forma regular con los equipos formados en la misma escuela.

En 1955, se desempeña como beisbolista y competía en patios y solares vacíos. Luego y por razones familiares, va a vivir a la comunidad de Neyba y allí interviene como jugador de pelota en equipos organizados por la iglesia católica local. Logra destacarse como buen outfielder y bateador.

En 1956, regresa a Barahona y se involucra con los equipos de béisbol de la iglesia. Jugaba en el patio de la hoy Catedral Católica. Mientras jugaba, era observado por otro estelar del béisbol, quien era Domingo Pérez Silfa (Negrito), que al verle su cuerpo fornido y su estatura, así como su desempeño en el play, lo invita a “jugar con los grandes”. Es así como Eliezer Espinal pasa a formar parte del equipo juvenil de Barahona. Allí se entrena, se le prueba y se da a conocer, y a partir de ese momento, nace una nueva estrella en el deporte barahonero. Fue center field y buen bateador.

En 1957 se inicia como amateur, con apenas 17 años de edad, siendo su manager el glorioso Rafael Altuna. En el año siguiente (1958), el deportista Domingo Pérez Silfa (Negrito) se va a trabajar a Las Salinas y allí motiva la formación de un equipo amateur. Eliezer va a reforzar dicha novena y es entonces cuando el atleta explota: Jugadas estelares, bateo formidable, oportunas atrapadas. Se convierte en la chispa inspiradora de la escuadra salinera.

Luego se reintegra de nuevo a la Selección Amateur de Barahona y con su excelente historial, pasa a ocupar de forma oficial el center field de la selección, y es así como la fanaticada del suroeste se deleita con las artísticas atrapadas de Eliezer, con sus metrallazos y su simpatía sin igual. En Ocoa se recuerda que uno de los batazos más grandes que se dio en el antiguo play, lo disparó Eliezer Espinal. Un cuadrangular con dos hombres en bases, que cayó en el hospital de la comunidad.

Paralelamente, en 1959, comienza a jugar softbol con el equipo INBARCOOP del Ingenio Barahona. Era el center field y en ocasiones la tercera base. También en esta disciplina fue uno de los mejores. 4to bate del equipo y con un average descomunal. También jugó softbol con los equipos del Colegio Morgan y de la Asociación de Ahorros y Préstamos para la Vivienda.

En 1960, se inicia en levantamiento de pesas en el gimnasio de Jaime Vangeneguen (Mito), ubicado en el patio de su taller de mecánica, casi al lado del “Puente de Biran”, y allí compartió con Ismael Martínez (Pabú), Rafael Pineda y Danilo Olivero (este ultimo de una fuerza increíble). Eliezer tuvo la gloria de ser uno de los principales protagonistascuando el equipo amateur de Barahona ganó el Campeonato Nacional de Béisbol en 1963 y ese campeonato llevó a la novena sureña a representar a la República Dominicana en Aruba. El no pudo viajar a Aruba, pues se enfermó.

Luego vuelve a jugar softbol con el grupo que después formó el club “Los Caneros”; pero ahora, se desempeñó como jugador del cuadro y como en sus mejores tiempos, estuvo arrollando la liga. Posteriormente, presentó molestias en una de sus rodillas y su médico especialista le recomendó que dejara de jugar y es así como se retira de las actividades deportivas de forma permanente.

En 1962, se había iniciado como empleado del Ingenio Barahona, en el Departamento de Laboratorio y unos años más tarde, se enrola como marino mercante; durando así cerca de dos años; navegando y transportando mercancías en barco, de país en país. A mediados de la década de los años 70s, regresa a Barahona a laborar nuevamente en el Ingenio Barahona, ahora como mecánico de 2da en el Departamento de Bombas, Tanques y Tuberías. Allí dura hasta el año 1999, fecha en la cual, sale pensionado de la empresa.

Se casó con la señora Zayda Nelly Matos y procrearon tres hijos: Zacarías, Inés Manuela y Enmanuel. Eliezer vive con su familia en la calle Padre Billini de esta ciudad de Barahona.

 

¡¡ELIZER ESPINAL, ERES GLORIA Y ORGULLO NUESTRO, LOOR A TI ESTELAR!!

Share This Post