PRESIDENTE ABINADER RECIBE BARAHONEROS

PRESIDENTE ABINADER RECIBE BARAHONEROS

INFORMACIÓN DE PRENSA

PRESIDENTE ABINADER RECIBE BARAHONEROS

El presidente de la República, Lic. Luís Abinader Corona, recibió en su despacho del Palacio Nacional una comisión de la Coalición Enriquillo y la Iglesia Católica de Barahona, integrada por el obispo Andrés Napoleón Romero Cárdenas, los Ings. Leonardo Mercedes Matos, Rafael Matos Féliz y Carlos Diloné Matos y los sacerdotes Secilio Espinal, Rector de Ucateba, y Marcos Pérez, Director de Radio Enriquillo.

El encuentro, en el que estuvieron presentes los ministros de Medio Ambiente y Recursos Naturales y Administrativo de la Presidencia, Lic. Orlando Jorge Mera y José Ignacio Paliza, respectivamente, se produjo con el particular interés de tratar el caso de las concesiones mineras en el Bahoruco Oriental, luego de la visita de reconocimiento que durante los días 8 y 9 de este mes hiciera a esta provincia el Ministro de Medio Ambiente para constatar la grave situación denunciada por los invitados.

La reunión la inició el presidente de la República, dándole la bienvenida a los invitados y reiterando su disposición de impulsar el desarrollo de Barahona, luego de una breve explicación sobre los permisos de explotación minera, otorgados por el gobierno anterior, y de rehabilitación del puerto de esta ciudad, dado por el suyo, y de una panorámica sobre la situación social y económica de la provincia, la cual calificó de muy sería y con unas cuatro (4) décadas de duración. Durante este periodo esta provincia ha lucido estancada, ocupando los primeros lugares en los índices negativos de desarrollo de todas las provincias. El presidente anunció su visita a Barahona el día 25 de mayo, para presidir un Consejo de Gobierno que será realizado en esta ciudad.

En el encuentro de cerca de dos (2) horas de duración, celebrado el martes, 11 de mayo, los líderes sociales, luego de agradecer la cortés y grata recepción presidencial, expusieron las características y riquezas de la biodiversidad y endemismo que posee la Sierra de Bahoruco, que la hacen merecedora de cuatro (4) de las más altas calificaciones internacionales: 1) Área Importante para la Conservación de Aves-IBA, 2) Área Clave para la Biodiversidad-KBA, 3) Alianza Cero Extinción-AZE, y Área de Vida Silvestre Especialmente Protegidas-SPAW, ya que cumple con los doce (12) requisitos exigidos para ser clasificada como tal. Destacaron que el Bahoruco alberga 32/34 aves endémicas de la isla, 1,410 especies de plantas (25.6% de las del país) 166 especies de orquídeas (52% de las de RD) con 10% de ellas endémicas, 10 especies endémicas y amenazadas de anfibios y dos (2) especies de mamíferos endémicos y amenazados: el solenodonte y la jutía, únicos sobrevivientes de la fauna anterior a los primeros pobladores de la isla.

De manera particular, precisaron que del Bahoruco Oriental brotan más de 20 ríos y arroyos, decenas de caudales y corrientes subterráneas, calificándola como real “Madre de las Aguas”, que alimenta los acueductos de 15 ciudades y más de 60 comunidades rurales, con población de unos 130 mil habitantes, la industria e instalaciones turísticas de la zona y suple el agua que riega las tierras de las llanuras costeras, 64,000 tareas con el Canal Nizaito, beneficiando a más de 2,000 agricultores en unas 10 comunidades de los municipios de Paraíso, Enriquillo y Oviedo. Además, que el Bahoruco Oriental abarca el 32% del área de la sierra, con alrededor del 90% de su superficie cubierta por bosques húmedos, semihúmedos y nublados, alturas que sobrepasan los 1,600 msnm, con pendientes entre 32% – 64%, y mayores (donde la Ley 64-00, en su Art. 122 y párrafos, no permite ningún tipo de actividad que altere su estabilidad edáfica); precisando, que tiene promedio anual de precipitaciones de 1,720 mm (> media nacional), máximo de 2,300 mm y temperaturas de 22.9o C promedio/año (< media nacional) con mínima de 10.5o C.

A seguidas, los dirigentes sociales expresaron al Presidente y su comitiva la preocupación que embarga a la población barahonera, al saber que tanto valor y riquezas está seriamente amenazado por los intereses mineros, atraídos por la abundancia de minerales en el subsuelo e incentivados por las políticas oficiales que les han otorgado seis (6) Concesiones de Explotación (4 en operación, 1 notificada para pagos y una (1) en situación no clara); cuatro (4) de Exploración solicitadas y en evaluación, y dos (2) con resolución en elaboración, más cuatro (4) Denuncias de Reconocimiento, para una área de 205.31km2 ( 21.5% del Bahoruco Oriental) suficiente para destruirlo si se permite la explotación minera, incluyendo el Monumento Natural Padre Miguel Fuertes, en plan de agresión por 3 solicitudes en su área protegida.

Señalaron, que lo primero que harán los mineros, y que ya está haciendo la Belfond Enterprise en Las Filipinas, en franca violación de la Constitución de la República en su Art.15, párrafo único, es destruir el bosque húmedo existente y la gruesa capa vegetal que le acompaña, para continuar derribando la montaña hasta agotar el caliche. En dicha operación, las cuencas altas de ríos y arroyos serán destruidas, con impactos previsibles e inconmensurables, pues la biodiversidad mencionada desaparecerá y el ciclo hidrológico de las aguas se modificará, al cortarse el proceso de choque, ascenso y condensación de las húmedas y calientes brisas provenientes del mar Caribe, que luego se convierten en lluvia.

En consecuencia, dijeron, variará el clima, las temperaturas se elevarán y las lluvias se reducirán, incrementándose las sequías y la desertificación, reduciéndose los caudales de ríos y arroyos con el riesgo de desaparecer. Además, la biodiversidad marina será impactada, al reducirse drásticamente el volumen de agua que fluye desde el Bahoruco Oriental hacia el mar y reduce su salinidad, dando lugar al Santuario Marino que se extiende desde Puerto Alejandro, en la bahía de Neiba, hasta la Isla Beata.

Consideraron que los resultados serían una especie de catástrofe ecológica con repercusiones sociales y económicas inauditas: Los acueductos de Barahona y más de 60 comunidades del Bahoruco Oriental dispondrán cada vez de menos agua para el servicio a la población, la industria y el comercio, generándose una crisis social y económica de imprevisibles consecuencias. Lo mismo sucederá con las áreas de producción agrícola que riegan sus tierras por canales o por aspersión, pues sus propietarios irán a la quiebra, generándose una crisis de desabastecimiento del mercado agrícola de alimentos, que pudiere generar una hambruna entre la población de la sierra, en particular, y de la provincia, en general.

Indicaron que los daños al medio ambiente, la salud, la paz social y la economía de Barahona son mayores, ya que el proyecto de la Belfond conlleva una planta trituradora del material en la carretera de Santa Elena, su transporte en vehículos pesados hacia el puerto local por la carretera de la costa y el malecón de la ciudad y su exportación a granel hacia los EUA, actividades que destruyen las vías, generan alta contaminación sónica,  enorme cantidad de polvillo contaminante que dañan los árboles, la salud y ponen en riesgo la vida de la población citadina, haciendo la zona inhabitable y desvalorizando las instalaciones y terrenos de vocación turística y comercial de la zona.

Y que, además, con las edificaciones e instalaciones de maquinarias y equipos fijos y móviles en la explanada del puerto, el malecón pierde su valor y función como lugar de esparcimiento por excelencia, pues se elimina su ambiente acogedor y su bella panorámica marina; los barahoneros vuelven a padecer la agresión a su salud y al ornato de la ciudad con la constante producción de nubes de polvo patógeno y cancerígeno que generan las exportaciones a granel en el puerto, que los retrotrae a una situación que se entendía superada, pero que no ha habido autoridad que lo impida y haga cumplir el Decreto No.8338, d/f 29/5/1977 y la Res. No.011-2002, d/f 12/8/2002, del Ayuntamiento Municipal, que las prohíben.

Por otra parte, señalaron que los hechos evidentes y la escasa transparencia con que se han manejado los procesos relacionados con estos proyectos hacen presumir que con las concesiones otorgadas por el Ministerio de Energía y Minas en éste y el anterior gobierno se está violando nuestra Carta Magna en sus Art. 15.- Recursos Hídricos, párrafo, y Art. 16.- Áreas protegidas, y las leyes: No.64-00, de Medio Ambiente y Recursos Naturales, No.202-04, sobre Áreas Protegidas, No.123-71, que prohíbe la extracción de los componentes de la corteza terrestre, No.541-69, Orgánica de Turismo, No.266-04, que establece el Polo Turístico de la Región Suroeste, No.212-04, que declara a Barahona como provincia ecoturística y el Decreto No.226-87, que establece el Ordenamiento Territorial de Barahona.

Todo lo anterior, para concluir expresándole al presidente de la República el rechazo de todos los sectores, instituciones y organizaciones de la comunidad barahonera y de la región, representada por la Coalición Enriquillo, a la explotación minera en el Bahoruco Oriental y a la exportación a granel del Carbonato de Calcio, agregados mineros y Carbón mineral por el puerto de Barahona, a la vez que solicitándole “tener a bien ordenar:

  1. la paralización inmediata de la explotación minera en el Bahoruco Oriental, la revocación de todas las concesiones otorgadas hasta el momento y la prohibición de toda nueva concesión en todo su territorio;
  2. la prohibición de la exportación a granel de material mineral e industrial por el puerto de Barahona, el retiro del área portuaria de todo volumen de material acumulado y de toda maquinaria y equipo móvil o fijo destinado a las operaciones de embarque; y
  3. la demolición de toda edificación levantada en el área entre el malecón y la playa.

Precisaron los reclamantes, que todos los planes elaborados para Barahona y la Región Enriquillo por entidades oficiales y privadas han señalado al ecoturismo, la agropecuaria y la agroindustria asociada como ejes principales del desarrollo provincial y regional; no así la minería, que apenas se menciona. Y que, por esta razón, resulta acertado concebir el puerto de la ciudad de Barahona como un puerto de vocación turística, por su ubicación y condiciones estratégicas, considerando, además, que nuestro puerto no cuenta con el espacio mínimo requerido para acoger simultáneamente actividades turísticas y de exportación industrial, que reflejan algún nivel de incompatibilidad. Concluyeron sugiriéndole al presidente de la República tres recomendaciones:

  1. Tomar en cuenta los estudios y prediseños elaborados por el MOPC (1977) para la construcción del puerto de cargas en Punta Manzanillo (entre el ingenio y el aeropuerto), y otro anteproyecto similar de entidades privadas locales, y declarar el puerto el Puerto de Barahona “De interés turístico”, pues la ciudad no soporta el tráfico de vehículos pesados por sus calles centrales.
  2. Ponderar la procedencia de retomar el proyecto Zona Industrial de Barahona, concebido por el Ministerio de Industria y Comercio durante el gobierno 2000-2004, próxima a Punta Manzanillo, acorde con la construcción del nuevo puerto y los Planes de Desarrollo Económico de los Valles de Neiba y de San Juan.
  3. Aprovechar la existencia en el territorio de la Región, fuera del Bahoruco Oriental, de más de 15 puntos geográficos y geológicos con presencia de roca caliza, aptos para su aprovechamiento minero-industrial.

Durante el transcurso de la reunión, el presidente Luís Abinader escuchó con suma atención e interés la exposición de los lideres barahoneros, intercambió con ellos puntos de vistas, precisando situaciones y adelantando acciones a desarrollar en favor de Barahona y la Región Enriquillo y, al final, les aseguró que tomará muy en cuenta sus solicitudes y propuestas, las que ponderará con los equipos correspondientes, para ir dando respuestas de manera progresiva.

A su vez, los comisionados entregaron al presidente la comunicación contentiva de su posición y un dossier adjunto encabezado por lo que denominaron “Decálogo para Impulsar el Desarrollo Socioeconómico y Cultural, Integral y Sostenible, de Barahona y la Región Enriquillo”, una propuesta de acciones y obras prioritarias en correspondencia con sus perspectivas de desarrollo agropecuario y ecoturístico, más documentos probatorios y los manifiestos de la Coalición en favor de la terminación del proyecto Monte Grande, de los agricultores del Valle de Neiba en conflicto con el CAC y del cese de la explotación minera en el Bahoruco Oriental.

Share This Post