Nuestras Glorias: Miguel Coiscou Matos

Nuestras Glorias: Miguel Coiscou Matos

 

por Rafael Matos Féliz

José Miguel Coiscou Matos, nació en Barahona el 8 de mayo del 1936. Sus padres fueron, Julio A. Coiscou Matos, ex General del Ejército, y la señora Altagracia Matos. Desarrolló sus primeros años en quehaceres infantiles, entre ellos los deportes de volleyball, natación y baseball y en todos demostró un coraje altamente ofensivo y certero. En sus estudios, Miguel Coiscou, aprobó el Segundo Grado del Bachillerato.

Antes de cumplir 12 años vio, el 11 de enero del 1948, el acontecimiento deportivo de mayor trascendencia para los suroestanos y el que más impactó la conciencia nacional: El intercambio de Béisbol entre los equipos de Santiago y Barahona. El resultado fue, uno a favor de la novena del sur y otro a favor de los santiagueros.

El gran júbilo y entusiasmo que reinó en todos los barahoneros por el enfrentamiento de aquellos colosos y  aguerridos deportistas, quedaron empañados para siempre, pues la escuadra santiaguense, al regresar a su región natal, sufrió el accidente más doloroso que haya sufrido el pueblo dominicano: El avión se accidentó, muriendo todos sus pasajeros y a esa desgracia, se la conoce como la “Tragedia de Río Verde”.

Estos hechos quedaron grabados, con tinta indeleble, en la mente de todos los dominicanos y en forma muy especial, en Miguel Coiscou; quien a partir del momento se juró a sí mismo, igualar en el campo deportivo las hazañas que aquellos hombres le mostraron. Es así como se dedica por completo a la pelota. Al cumplir 14 años, se perfila como una gran promesa beisbolística y por ello se le invita a acompañar la Selección de Barahona, que compitió en el Campeonato Regional del 1950.

Para el 1953 y con 17 años, tiene su prueba de fuego compitiendo en el Campeonato Inter-barrial con el equipo “Los Bárbaros” contra el equipo “Tucán”. Dicho torneo fue ganado por Los Bárbaros. En el 1954, forma parte del equipo Regional de Barahona y allí se convierte en una nueva estrella y es seleccionado en tres ocasiones como “Pelotero de la Semana” y “Guante de Oro”. Llega el año 1955 y de nuevo participa en el Campeonato Regional y es en ese intercambio que rompe todos las marcas: “Campeón bate” con un promedio de 481, “Guante de Oro” por segundo año consecutivo, “más carreras anotadas” y “más bases por bolas” recibidas en el campeonato.

Después de esta hazaña, Miguel Coiscou es seleccionado para reforzar la selección de San Cristóbal y es allí donde exhibe a plenitud sus extraordinarias cualidades de beisbolista, quedando como mejor bateador de la selección, con un astronómico promedio de 641.

Con esos numeritos, Miguel Coiscou pasa a ser seleccionado para jugar con la Selección Nacional en varias ocasiones. No hubo un equipo de los que jugaban en Santo Domingo, que no lo solicitara para formar parte de sus novenas; lo mismo ocurrió con el equipo de la Fuerza Aérea Dominicana, donde Miguel Coiscou hizo ver muy mal a muchos lanzadores con sus metrallazos a diestra y siniestra. También representó a Barahona en varios torneos nacionales y al país, en torneos internacionales, y en el béisbol profesional otoño-invernal dominicano, jugó con los Tigres del Licey en las décadas del 50 y 60.

Es el primer jugador de béisbol del sur de la República Dominicana, que fue firmado por un equipo de Grandes Ligas: Los Yanquis de New York, en el 1957. Por sus  hazañas  en  el béisbol,  fue reconocido por, OLD TIMERS INDIOS I Inc., Guayanilla, Puerto Rico; Consejo Nacional de Drogas; Unión Deportiva de Barahona; Ayuntamiento Municipal, Frente Cultural de Barahona; Fundación Enriquillo de Oro, VII entrega; Ligas Deportivas, Liquito  Hernández y José Gómez, Comité de Fiestas Patronales de Barahona 2002 y Pabellón de la Fama en 2019.

En sus últimos años, Don Miguel, se dedicó al popular juego del “Pico y las Espuelas”, como se les llaman aquí a las jugadas de gallos. Se le consideraba un trabero de calidad. Por esas actividades recibió trofeos y reconocimientos de los clubes gallísticos de Villa  Jaragua, Tamayo, El Higüerito, Azua, Gallera de Duvergé, Palo Alto; Don Eladio Escanio en Fondo Negro; Hermanos Soriano en Las Yayitas de Azua, Asociación de Galleros de Santiago de Cuba y de La  Habana.

Se casó con Mirtha Suero y procrearon a Yovanka, José Miguel (Pelín), Horacio Julio (Nino), Arisleyda (Ari), Cristian y Jonathan (Melengo). También procreó a: Tanya, Nicauris, Alberti, Julio Miguel, Sandy, José Miguel (Miguelito), Oscar, Cristina, Yolinda, Wilman y José (Quique). Tras largo quebranto de salud, el 5 de enero del 2013, falleció Don Miguel Coiscou, dejando una gran historia de sus aportes como deportista y como ser humano.

¡¡HONOR Y GLORIA A TI, DON MIGUEL, POR PONER EN LO MÁS ALTO NUESTRO ORGULLO NACIONAL!!

 

Share This Post