Nuestras Glorias: Luís Eduardo Vidal (Dado)

Nuestras Glorias: Luís Eduardo Vidal (Dado)

 

por Rafael Matos Féliz

Luís Eduardo Vidal (Dado), nació el 10 de enero del 1935 en Paraíso. Sus padres fueron, Jaime Alfonso Vidal Recio y Flor Mercedes Matos Acosta. Asistió a la escuela pública de Paraíso y fue su maestra la ilustre Anaíma Tejeda y llegó al 3er curso de la primaria. Con 6 años vino con su familia a Barahona. Cuando cumple 9 años, se inicia en el béisbol. Con 14 años, alcanza el 8vo curso en la escuela de la hoy, Calle Colón.

En 1952, en Barahona se forman los equipos: “Tucán”, “Los Bárbaros” y “Batey Central”. Dado perteneció al Tucán y era lanzador estelar. Su actuación era tan buena que si no lanzaba, jugaba otras bases. Una vez, Paleta Medrano, quien era buen bateador, apostó con Dado, “quién se llevaba el líder en bateo del juego”. Jugaban Tucán y Batey Central. Dado quedó de 5-5 y Paleta de 5-4. Ese año, y como pitcher, lanzó al equipo de “El Peñón” un no hit, no run. ¡Un juego perfecto!

En los años 50s, participó en boxeo, entrenado por Rafael Pineda. Su única pelea importante fue contra el pugilista santiagués llamado Fofito. Quedaron empate. Luego juega para la Selección Amateur de Barahona, y labora para el Seguro Social y en 1956, es trasladado para Neyba como Inspector, luego para las Matas de Farfán. Allí observaba los torneos de pelota y para 1957, les informa a los jugadores, que él se desempeñaba en béisbol en Barahona. Lo pusieron a practicar y de inmediato pasó a pertenecer al equipo de la provincia como pitcher y como 4to bate.

San Juan recuerda las amarguras que este lanzador le hizo pasar; como cuando los llevó hasta la novena entrada sin conectar de hit y sólo Tirso Valenzuela le rompió el no hit en el noveno, después de 2 out. Dado ganó el juego 2 a 0 y los enloquecidos fanáticos, lo cargaron en hombros y lo pasearon por todo el play.

En 1958, lo trasladan a Neyba y es cancelado por la ley trujillista del Plan Nativo, que consistía en colocar en los puestos de trabajo, sólo a los nacidos en el lugar. En 1959, en Barahona, se integra nuevamente a la selección amateur y también reforzó a los equipos de Ocoa y Azua. Para este último equipo, fue lanzador por excelencia, y jugaba en cualquier base y en todos los juegos, para aprovechar sus oportunos batazos, que hacían ganar las competencias.

Como lanzador, su average de bateo oscilaba entre los 350 y 400. En Barahona, tuvo la hazaña de lanzar 18 entradas corridas en un mismo juego, contra Ramón Matos del Batey Central. Juego que ganó 1 a 0. Su manager fue Rafael Altuna. También compitió contra Mateo Rojas Alou, cuando Mateo debutó con San Cristóbal. En opinión de Bonaparte Gautreaux, Dado solo podía ser comparado con Manuel Mota.

Dado recuerda amargamente, cuando el zurdo de Baní, Leonardo Torres, lo ponchó 3 veces y nunca pudo desquitarse, pues jamás volvieron a enfrentarse en otro juego. Una vez, jugando por Ocoa contra Baní, capturó un fly que se iba de home run. Eso desató tremenda algarabía y aplausos por la fanaticada ocoeña. Al regresar al dogout, caminaba con lentitud y un fanático banilejo creyó que lo hacía para lucirse y le voceó “!Ya león, te la comiste, acaba de llegar!”. En realidad, apenas podía caminar, pues al atrapar el fly se le desgarró un músculo y cada vez que daba un paso, sentía un fuerte dolor.

En 1956, jugando contra Fundación, pasó un gran susto como pitcher, pues el estelar Hendrik Heyer en la última entrada para Fundación, con dos jugadores en base, ganando Barahona 3 a 2; le pide una curva (drop), que para Dado era el peor y más difícil lanzamiento. Aunque se negaba, Hendrik insistía. Cuando lanzó la bola, sintió el corazón saliéndole por la boca. El bateador hizo swing. Ahí mismo la pelota bajó y Heyer hizo una atrapada de película. Agarró la pelota con un puñado de tierra. ¡Se acabó el juego y Dado volvió a respirar!

En 1960, sintió el brazo con fuertes dolores y dejó de jugar béisbol. En 1961, se inicia en softbol para el Banco de Reservas. Allí, rompió la liga. Lanzaba al estilo chata y era gran bateador, el día que no lanzaba, jugaba como outfielder. En 1970 se retira y pasa a dirigir el equipo de béisbol juvenil “San Rafael”. El BanReservas lo pensionó en 1990. Se casó con Miriam Mercedes Vidal González y procrearon a: Mayra Deliana, Jaime Eduardo, Miriam Mercedes y Luís Eduardo. Vive en la urbanización Naco en Barahona.

¡¡DADO VIDAL, ESTELAR DEPORTISTA Y GLORIA NUESTRA. HONOR A TI!!

 

Share This Post