No Decreto Migratorio

por Luis Terrero Melo
 
Todos estamos de acuerdo que debemos proteger esta gran nación y creo que lo estamos haciendo de la manera correcta. La decisión de los jueces de la Corte de Apelación de los Estados Unidos fue conforme a la constitución. También creo que siempre existe espacio para mejorar las leyes, pero no por decretos, a menos que sea absolutamente necesario. Cuando se quiere formular o implementar una ley, debe ser con racionalidad y no por capricho. Esto quiere decir que el gobierno debe contar con la aprobación, aunque sea por diplomacia, del sistema legislativo, ejecutivo y judicial de esta nación. No es justo ni constitucional que se busque contactos externos, sin tener la prudencia de permitir la participación de esas ramas en el proceso de creación de leyes.
En una democracia como la existente donde la separación de poderes entre las ramas más influyentes del estado se debe prestar atención al justo balance de poderes al interpretar las leyes constitucionales sin que se permita el exceso de influencia o poder a ninguna de las ramas gubernamentales. Las leyes deben ser legisladas, canalizadas y ejecutadas por esos tres poderes que además velan por la debida aplicación de esas leyes. Cualquier desbalance entre ellos conllevaría a fallos constitucionales que irían en detrimento de la nación. Es como una familia disfuncional, cuando uno de los familiares es afectado por un mal, los demás sufren las consecuencias.
El decreto migratorio no fue formulado de la manera apropiada para este tipo de pólizas; tampoco fue redactado de acuerdo a la constitución; por eso fue rechazado por la Corte de Apelación. Las leyes no se formulan de modo irracional; formular leyes de la manera correcta, es un proceso legal y jurídico que tarda tiempo. Ahora bien, los decretos, que parecen autoritarios, están dentro de la legalidad y se formulan con el debido respeto a la legalidad constitucional del asunto a tratar y de acuerdo a los estándares éticos.
Las leyes deben ser pensadas claramente, analizadas, debatidas, redactadas, revisadas y corregidas, aprobadas y luego ejecutadas con prioridad a ser emitidas. También debe dársele seguimiento para mejorarlas. Todo esto es hecho por profesionales debidamente acreditados, esto incluye a los concejales jurídicos constitucionales. De lo contrario, las leyes pueden ser rechazadas por las diferentes cortes del estado, en este caso, la Corte de Apelación.
Los estándares constitucionales son obedientes a los estándares éticos. De acuerdo a la ética, los sentimientos o resentimiento personales no son parte de los estándares constitucionales, sino que rigen la conducta profesional de los incumbentes gubernamentales. Esto tiene mucho que ver con la formulación de leyes, pues la tendencia a crear leyes puede ser generada por individuos cuyas creencias pueden afectar negativamente o positivamente los principios éticos.
El decreto migratorio le faltó el respeto a la ética, la lógica y la constitucionalidad. Que no quepa la menor duda que ética y valores morales son dos cosas diferentes. Los valores personales tienen que ver con los principios morales; cuando se trata de leyes, aunque parezca ambiguo, las dos cosas se relacionan, pero lo personal debe quedar fuera porque lo que cuenta es lo ético, lógico y constitucional, que debe ser orientado hacia la razón por la cual se formulan las leyes y no en base al capricho de quienes las formulan. Por lo tanto es incorrecto imponer leyes sin el debido conocimiento de quienes representan la constitución, que al mismo tiempo velan por democracia de esta nación.
En este caso el poder judicial no tuvo la oportunidad de ejercer su derecho constitucional. El decreto migratorio pudo haber sido propuesto conforme a la constitución, pero no fue ese el caso, por tal razón no estoy de acuerdo con el decreto migratorio.
 

2 Comments

  1. Hay que respetar su opinión. Pero el señor Presidente está facultado por la Constitución , a ejercer esa prerrogativa. La llamada orden Ejecutivas o Decretos . Ha de saberse que en su entorno hay todo un súper equipo de especialista en tratados de leyes. Recordar que el anterior incumbente, días antes de irse, aplicó esa facultad. Además , el objectivo o meta , es realizar una profilasis dentro de los inmigrantes ilegales . pues, los hay muy trabajadores y éticos , pero en ese conglomerado hay centenares de miles de antisociales.

    • Que tal,
      Estamos de a cuerdo que el Presidente tiene derecho constitucional para emitir ciertas leyes por decreto, eso lo menciono en el artículo, pero no quiere decir que esté facultado a emitir sus prerrogativas sin el debido análisis legislativo y judicial establecido por la constitución. Estar facultado, entre muchas cosas, significa saber lo que está emitiendo y él mismo reconoció que se apresuró en emitir la ley migratoria porque su “equipo de especialistas en tratados de leyes” así le aconsejaron. Los gobiernos democráticos buscan balancear las leyes, lo cual no ocurrió en este caso porque la prerrogativa de la rama ejecutiva estaba centrada en apresurar una ley que tenía imperfecciones de las cuales algunos consejeros de fuentes externas al gobierno o mejor dicho “especialistas en tratados de leyes que oficialmente no pertenecen al gobierno” quisieron ocultar a las demás ramas del estado; tal cosa es anticonstitucional. Además, en ese documento existen disposiciones inexactas que contradicen otras leyes constitucionales. La rama judicial ejerció un derecho constitucional y demostró que esa ley tenía fallas graves y era su responsabilidad detenerla, al menos hasta que sean corregirlas las fallas, cosa que aun no ha hecho la rama legislativa, tal vez porque la mejoría de sus miembros pertenece al mismo partido politico de turno, lo cual está mal y es contrario a la ética política y a la salud de la democracia.
      Tu opinión es respetada, creo que contribuye al desarrollo intelectual.
      Saludos.