El amor es nuestro norte, no el dinero

IMG_7698Por PraedeOlivero Féliz
El amor es la fuerza que debe mover el mundo y más si tiene la fuerza bíblica de amar a tu prójimo como a ti mismo, porque sólo así tiene verdadero sentido la vida.
Dejé rodar las versiones sobre la cena navideña que mi hermano Gato hace cada año para sus muchachos y los niños pobres de mi querido barrio Camboya, aún cuando sabía de la infamia que contenía y la desinformación que ofrecieron a un comunicador amigo, gentes acostumbradas a mentir y a engañar a los demás.
Ese comunicador no se sintió cómodo al descubrir la verdad y publicó lo que sería una rectificación de la información que había publicado, ofrecida con enojo y mala fe desde la casa del síndico que si tuviera vergüenza, renunciara a su puesto.
El hermano de ese comunicador, desde el programa Acción Mañanera ofreció la misma información,  la mentira y no le contesté nada, al fin y al cabo ya el pueblo sabe distinguir la verdad de la mentira y cuando se habla o se escribe ,  como si la comunicación no tuviera una ética que cuidar, la cual obliga a los comunicadores a informarse bien y hasta investigar antes de escribir o hablar y si se comete un error a rectificar o dar el derecho a réplica.
Dijeron que publiqué una foto de la cena de gato, cuando esa actividad la organizó o patrocinó el síndico, siendo esto último falso. El síndico se comprometió a colaborar con 4,000.00 (CUATRO MIL PESOS), o a comprar 2 taquillas de 2,000.00 (DOS MIL PESOS ) cada una, las que no había pagado aún después de la cena, pero tampoco asistió, tal vez porque los niños de mi barrio son muy pobres.
Mis aportes a esa actividad material y moralmente, no tienen precio, tienen valor, porque se trata de mi barrio, mi gente, porque me veo en cada uno de esos niños, de lo que soy padrino individualmente y como grupo” Los Pintaos” a los que siempre apoyo y acompaño, antes de pensar en política o candidatura.
A Gato y su arte los valoro, a Estrellita, mi reina, Ruddy y demás miembros de esa gran familia, los quiero y respeto, por lo que no acepto que los tomen de instrumento para mentiras y falsedades con fines polítiqueros, y eso que ahora es que inicia el juequito sucio para el que hemos vivido preparados, en la medida en que el amor ha sido, es y será nuestro norte, no el dinero.

Share This Post