Siempre habrá pobres, dijo el Señor

 
alejandro santana, ladrillos-tile
POR ALEJANDRO SANTANA
 
Eso lo registran las sagradas escrituras, pero lo que no dijo el Señor Jesús de Nazaret es que los Estados deban sumir a su gente en la indigencia por desigualdad social, o malas políticas sociales.
 
En República Dominicana, sabemos del esfuerzo que se hace desde el Estado en ir en ayuda de los más necesitados, pero la pregunta obligada sería en qué medida esto se hace, qué parámetros se toman para que las preocupaciones del Estado se vuelquen a favor de todos los necesitados.
 
Hace relativamente pocos meses que desde las Instancias Estatales se  difundió la noticia que da cuenta de la cantidad de ciudadanos que han salido de la pobreza extrema.
 
De inmediato hubo reacciones, se puso en dudas  que realmente la cantidad que se ofreció como cifra fuera real, la gente tiene sus dudas, la oposición juega su papel en este caso criticando la connotación que se ha dado a esas cifras.
 
Lo más honesto es reconocer que el Gobierno hace esfuerzos, que existen varias carteras Estatales que tienen programas sociales, pero surgen las preguntas también, sobre la efectividad de esos programas.
 
Muchos hemos entendido que esos muchos programas sociales deben estar en un sólo ministerio ampliado donde se actué con justicia, donde los beneficiarios no sean sólo los allegados a los funcionarios que manejan esos programas sociales.
 
Hay quejas sobre el estado de pobreza de muchos, desde el gobierno se ha reaccionado, el propio Presidente ha llegado a decir que desde el patio hay criticas, calificando de malos ciudadanos a quienes así han reaccionado.
 
Si prestamos atención a las quejas mas que palabras del Presidente, caeríamos en la conclusión que hay muchos males ciudadanos, porque somos muchos los  que a diario nos preguntamos, donde se ha beneficiado a tanta gente cuando vemos en cualquier rincón de la geografía a verdaderos indigentes.
 
Es verdad que durante muchos años no se hacia nada a favor de los más pobres, que la realidad que se vive no es la culpa del PLD, pues desde que asumió el poder ha venido actuando a favor del desarrollo, pero surge otra pregunta,¿ se hace con verdadero sentido de justicia?
 
En cualquier rincón de la geografía Nacional, saca la cara la pobreza extrema de ciudadanos y eso se le enrostra  al gobierno, porque se entiende que no se ha hecho lo correcto por atacar los cinturones de pobreza.
 
Creo como ciudadano que se debe cambiar la manera de como se actúa a favor de los pobres, se debe orquestar un verdadero plan desde las gobernaciones Provinciales, desde los Ayuntamientos Municipales a favor de los pobres, con más contundencia.
 
Porque me dirán que en esta ciudad de Barahona la Gobernación ha ido en ayuda de muchos pobres reparando sus viviendas, y eso es verdad, pero parece que no ha sido suficiente.
 
Habrá que poner más recursos en manos de Gobernadores y Ayuntamientos para las labores de erradicación de todo lo que deje ver la indigencia de muchos, no es que se acabe con la pobreza porque siempre habrá pobres, palabras del Señor.
 
Pero la indigencia es producto de malas políticas sociales, reparar las casas a muchos pobres en toda la geografía nos resultaría menos costoso que lo que implica lo que la corrupción se lleva en las manos.
 
Sólo es cuestión de visión y de entender que es nuestra responsabilidad como gobierno ir en ayuda de esa clase social que está en la indigencia  donde lo han llevado los que nos han gobernado y que nada han hecho por ellos.
 
Debemos cambiar, desde el Estado se debe cambiar, es buen momento en este nuevo cuatrienio que se avecina luego de las elecciones del 2016, donde blancos, morados, colorados y otros colores harán causa común en la gobernabilidad , que esta sea a favor del verdadero desarrollo, un desarrollo que nadie cuestione porque sólo esté en las notas oficiales, cambien y la historia los colocará en buen sitial.
 

Share This Post