Naturaleza Viva

Captura de pantalla 2015-05-15 a la(s) 19.43.02por Luis Terrero Melo
(13)_Luis_y_escudo_RD
Hace aproximadamente cuarenta años que desapareció mi álbum de postalitas “Naturaleza Viva”, un álbum muy instructivo, a pesar de que busqué y rebusqué incansablemente no pude encontrarlo, hasta puse un aviso con una recompensa. Después de un tiempo me resigné y lo di por perdido, nunca me imaginé que estaba guardado en una maleta que permaneció tirada en un rincón de un cuarto abandonado, donde ni los fantasmas podrían encontrarlo.
 
Esa maleta vieja también contenía cuadernos, papeles y documentos escolares que también habían quedado en el olvido cuando partimos a Estados Unidos. Durante ese periodo nadie se antojó de abrirla, sino hasta ahora, cuando decidimos limpiar el cuarto, porque estaba lleno escombros.
Sacamos la maleta para echarla a la basura y por curiosidad la abrimos para ver su contenido, grande fue la sorpresa, pues estaba llena de recuerdos, que después de la partida de mi padre al reino de la vida eterna, nos devolvieron un poco de alegría y felicidad, ahí estaba mi álbum “Naturaleza Viva”. Llegaron recuerdos del Sheriff Marco, y todos esos tigueritos que deambulamos las calles de Santo Domingo en busca de postales a las que llamábamos vigas y burras, las primeras difíciles de conseguir y las otras fáciles.
 
Nunca olvidaré la iguana en la portada, ni la postalita más difícil de adquirir, “Dubble Bubble”, una goma de masticar, que era uno de los productos patrocinadores del álbum y del concurso que conducía el Sheriff Marco en la televisión dominicana. Mi postalita favoritas eran y siguen siendo “El Perro de San Bernardo” (postalita perdida) y “El Mono Militar”, la cual todavía comparo con los retratos de Napoleón Bonaparte.
Nunca olvidaré cuando declaré el álbum perdido y la alegría de haberlo recuperado. Fue larga la espera, pero valió la pena porque ahora son más gratos los recuerdos.
 

Share This Post