Feminicidio dividió dos hermanas; una de ella busca encuentro

19d0b9faf080fc472211bf1d0b39f443_620x412
Sunilda sueña con reencontrarse con su hermana, a quien ama.(Edward Roustand)  
 
por Diana Rodríguez/ Fuente: ElCaribe
Apenas tenían cinco y siete años cuando presenciaron la violenta forma en que su padre mató a su madre. La tragedia no sólo robó la alegría de las hermanas Sunilda y Mary Rosa Rosa, sino que también las separó.Por el crimen, Mario Blanco fue condenado a 20 años de prisión, de los cuales cumplió 10 años.
Una vez, desintegrada la familia, los abuelos maternos de las hermanas Rosa Rosa deciden pasar la tutela de las menores a la señora Miledis Encarnación, bajo el argumento de que con ella estarían mejor.
Pero Sunilda optó por quedarse con sus abuelos. Mientras su hermana menor, Mary, fue adoptada por la señora Encarnación.
Desde entonces, los encuentros entre las hermanas fueron esporádicos, y en ocasiones accidentados por Encarnación, quien prefirió llevarse a Mary a los Estados Unidos cuando ésta tenía 17 años.
Hoy, Sunilda tiene 35 años y para ella no hay nada más importante que reencontrarse con su hermana, con quién perdió contacto desde su partida.
“Yo recuerdo que un día antes de irse a los Estado Unidos mi hermana me llamó a una farmacia y me dijo: yo me voy, y me prepararé para luego ayudarte, pero nunca supe de ella. Esto para mí ha sido muy doloroso”, manifestó Sunilda, mientras sus tres hijos de 16, 14 y 11 años de edad, quienes exhiben un comportamiento ejemplar, escuchaban sin distracción la narración de su madre. La historia mojó los ojos del menor.
17 años después de esa última llamada, Sunilda sólo sabe que Mary, supuestamente, se hizo enfermera en los Estados Unidos. Obtuvo el dato por una sobrina de la señora Encarnación, mujer que la separó de su hermana y siempre recordará con desprecio, por causar la separación. Hoy, Sunilda tiene 35 años y su mayor anhelo es poder reencontrarse con su hermana.

Pide información seria acerca de su hermana

A pesar de que Sunilda ha buscado a su hermana menor, a través de la Internet, aunque tiene poco conocimiento del manejo de esta herramienta, la búsqueda, hasta ahora, ha sido infructuosa, ya que la identidad de Mary fue cambiada en el proceso de su adopción, asegura. Para ofrecer información sobre el caso, por favor, escriba al correo: carol.montero@hotmail.es.
– See more at: http://www.elcaribe.com.do/2015/05/14/feminicidio-dividio-hermanas-buscan#sthash.ef1yYwPA.dpuf
 

Share This Post