El camino oscuro en el PLD y oposición sin traumas

José Medina, Director de Armario Libre
José Medina, Director de Armario Libre
POR JOSE MEDINA/FUENTE: ARMARIO LIBRE
El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) era la organización política más disciplinada de la República Dominicana. Lo fue hasta la reunión del Comité Político del pasado 19 de abril, en Juan Dolio, San Pedro de Macorís, donde sus miembros votaron a favor de una modificación a la Constitución para reinstaurar la reelección presidencial, dos períodos y nunca jamás, y de paso, permitirle a Danilo Medina, por lo menos, buscar otros cuatro años dirigiendo los destinos del país.
Desde ese domingo 19 de abril, cinco de la tarde, a esta fecha, ha habido muchas rabietas, denuncias e inconformidades, las cuales han dejado al descubierto, que el PLD no es la logia que se creía ser. Ha habido reuniones, encuentros y todo tipo de mensajes con emisarios, entre un sector y otro, en busca de resolver el problema por el cual atraviesa, no el PLD, sino, sus dos principales líderes: Leonel Fernández y Danilo Medina. Sin embargo, es bueno saber que ya el problema ha sido “resuelto”, y que al parecer, aunque con cejas cruzadas, refunfuños y malquerencias, se va a aceptar la reelección del presidente Medina por otro período, aunque primero, claro está, se debe contar con las dos terceras partes de los legisladores para la modificación de la Carga Magna en el Congreso.
Una vez se produzcan los cambios a la Constitución y se apruebe la reelección del presidente Medina, que debía ser en las próximas horas, el panorama político de República Dominicana estaría aclarado, con las principales fuerzas políticas y sus candidatos presidenciales electos. El último en escoger su candidato presidencial fue el Partido Revolucionario Moderno (PRM), quien a través de una convención, eligió a Luis Abinader ante Hipólito Mejía.
Ironías de la vida. El partido más disciplinado, el PLD, es el único que no ha decidido su candidato, por las pugnas internas, porque ya lo han hecho, aunque de manera casi dictatorial, el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), con Quique Antún; el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), con Miguel Vargas Maldonado, y Alianza País, con Guillermo Moreno. A un año y dos semanas de las elecciones, es oportuno reconocer que República Dominicana avanza, y si el PLD acepta la decisión del Comité Político sin más contratiempos, le habrá dado un empujón más a una democracia que ha sido bien fortalecida en los últimos años.
El panorama está claro, el camino está seguro y esta lucha por el poder a punto de comenzar, solo se detendrá con las elecciones pautadas para el 15 de mayo del 2016.

Share This Post