Nido de ratas

constitución-dominicana

Luis Eduardo Diaz
Luis Eduardo Diaz
por Luis Eduardo Díaz Franjul
«Nido de ratas» es el título en español del film de la década del 50 «On the water front» protagonizado por Marlon Brando, Eva Marie Saint y Karl Malden. Lo disfruté a plenitud en mis años mozos en el teatro Ercilia de Barahona, uno de los mejores del país en su época. Luego el telecable me brinda la oportunidad de disfrutar de esta clásica joya cinematográfica que al igual que “Un tranvía llamado deseo” destaca la genial actuación de Brando.
 
Nido de ratas tiene como argumento el control sindical mafioso de algunos puertos de la costa Este de los Estados. República Dominicana tiene 13 puertos: Uno privado (Multimodal Caucedo), 11 del Estado administrados por Apordom, y Rio Haina Haina, concesionado hace unos años al sector privado (HIT). Este cambio significó el despido de 4,500 trabajadores que integran el Bloque de Sindicatos de Trabajadores Portuarios de Haina, o sea, un sindicato del Estado que hoy día reclama RD$100,000 millones a Apordom y la Asociación de Navieros de República Dominicana (Anrd). Ese es un buen argumento para realizar «Nido de ratas Parte II.
 
En el país existen sindicatos que en mayor o menor grado le doblan el pulso a los gobiernos de turno y al sector privado, entre estos: (1) Sindicatos del Estado (Adp. Colegio Médico Dominicano (Cmd), etc; (2) Gremios y/o sindicatos que generan ingresos (empresarios) y los que no; y (3) Gremios y/o Asociaciones del estamento social-institucional del país. Todos ellos junto con los 26 partidos políticos reconocidos por la Junta Central Electoral (Jce) definen un producto denominado “Empresarios de la política” . Esos empresarios generan ingresos consecuencia de la confusa institucionalidad que auspicia Estado Político y/o Supra Estado Colonial que tenemos desde 1962 hasta la fecha.
 
Partiendo de este tipo de Estado, la Oficina Técnica de Tránsito Terrestre (OTT) regula el transporte público de pasajeros. La Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) se encarga del Metro cuya primera línea tuvo un costo de US$700.0 millones y la segunda de US$830.0 millones. La Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa) ha invertido unos US$84.6 millones en la compra de 937 autobuses, lo que totaliza una inversión pública de US$1,614 millones (unos RD$72,630) en el negocio de transporte público de pasajeros. Ese negocio es parte de lo que se conoce como “Empresas de Bienes y Servicios del Sector Público” sobre las cuales se sabe poco de su rentabilidad y transparencia. Es un buen argumento para realizar “Nido de ratas Parte III”.
 
Todo eso gracias al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) en favor de los sindicatos quienes en el pasado se beneficiaron de exoneraciones y préstamos públicos que nunca amortizaron. Además de los beneficios de la tarjeta Bono-Gas, partiendo de 2007 los sindicalistas han generado RD$8,740 millones por concepto de subsidios al combustible. Además de ese pastel los sindicatos están preparando otro: crear partidos políticos para saborear el subsidio electoral (Ley Electoral 275-97). No hay que olvidar que algunos de esos «sindicalistas» fueron condenados por fraude en el Plan de Renovación Vehicular (Plan Renove) y luego indultados mediante Decreto No.847-08 de fecha 22/12/2008. Es un buen argumento para realizar “Nido de ratas parte IV”
 
Los sindicatos de transporte luchan por el control de rutas porque a mayor afiliados mayor es el combustible que reciben. Entre estos se destacan Fenatrado, Fenatrano, Conatra, Fenatrapego, etc. Otro punto oscuro sobre el cual, el Ministerio de Industria y Comercio y el Ministerio de Hacienda debieran aclarar tiene que ver con la deuda que contraen los sindicatos al recibir combustible, bajo el alegato de que se trata de un subsidio, según las opiniones del senador Tommy Galán. El senador entiende que se trata de un crédito fiscal ya que el Estado no puede entregar subsidio si no está amparado con una ley que apruebe el Congreso Nacional.
 
Tommy Galán puso como ejemplo que los subsidios que se entregan a los generadores, constructores de obras y multinacionales están dentro del marco de la ley. Sobre estos temas los ministerios de Comercio y Hacienda no han dado detalles ni tampoco un «tratamiento contable» en el caso del combustible «subsidiado». Se trata de una característica o forma poco transparente de administrar el dinero del pueblo de parte del Estado Político y/o Supra Estado Colonial que tenemos desde 1962 hasta la fecha. Es un buen argumento para realizar «Nido de ratas Parte V».
 
Finalmente, hablemos un poco de la Refinería Dominicana de Petróleo, S.A. (Refidomsa) la cual es parte del grupo de “Empresas de Bienes y Servicios del Sector Público”. El Lic. Félix Jiménez (Felucho) es presidente del Consejo de Administración de Refidomsa. También es miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
 
Felucho aclaró (Diario Libre. 23/4/3015) que no fue para aprobar la reelección que ofreció el excedente de presupuesto de Refidomsa, sino para la eventualidad de un referendo que constataría mil millones de pesos (RD$1,000 millones). Dijo: “Como no está en el gasto público de este año concebido el referendo aprobatorio, en el caso eventual de que sea aprobado un referendo, señalaba un compañero a quien quiero mucho, se necesitarían como mil millones de pesos, yo dije ah eso no es problema, porque la Refinería tiene que entregarle de sus dividendos al Estado dominicano”. Felucho precisó que los beneficios de Refidomsa que no estén contemplados en el gasto público de este año, corresponde el 51% de las acciones que tiene el país en esa refinería.
 
El Estado Político y/o Supra Estado Colonial que tenemos desde 1962 hasta la fecha le abre paso a la reelección presidencial consecutiva o por período interpuesto, como vimos en los años 2002, 2010 y posiblemente 2016. Si Felucho dice que dispondría de los RD$1,000 millones de Refidomosa para financiar el referendo que abra paso a la reelección de Danilo Medina, me pregunto si la Constitución lleva implícito el aspecto financiero resultante del deseo de un partido político de reformar la Constitución y abrirle paso a la reelección cada vez que quiera. Al igual que los sindicatos, este también es un buen argumento para realizar “Nido de ratas Parte VI”.
 
yahoo.com
facebook.com
 
 
 
 

Share This Post