El CCDMM navega a la deriva… en un mar de ego e incomprensión .

 
 
maria montez

Frank Jiménez
Frank Jiménez
Por Frank Jiménez
 
En virtud de mantener informados a los barahoneros de aquí y de allá, me referiré a lo que acontece sobre el impasse que mantiene estancadas las actividades del Centro Cultural María Montez (CCDMM) luego de que la transición a los nuevos directivos fuera interrumpida por desacuerdos entre los “directores” y la nueva directiva nombrada por los primeros.
 
Recapitulando la problemática que estancó el proceso que iba a modernizar y relanzaría la organización de los Barahoneros en Nueva York, llegamos al punto de mediar con las partes enfrentadas sin éxito alguno y entre tanto el CCDMM hizo un llamado a la comunidad para inscribir a los interesados en formar parte del centro y así elegir una nueva directiva y nuevos directores en el mes de Junio del año en curso, mediante la convocatoria de una asamblea que justifique le legalidad del CCDMM.
 
Esta convocatoria fue publicada mediante una nota de prensa enviada a los medios de comunicación digital, con el membrete de la organización y sin la firma de los oficiales que manejan el Club. Hasta ahí lo publicado en los medios.
 

BREVE SOBRE LA LEGALIDAD DE LOS DIRECTORES.

 
Hasta el pasado mes de Febrero, los barahoneros residentes en Nueva York entendíamos que los directores registrados en el documento que certifica el Estado de Nueva York a las organizaciones sin fines de lucro, eran Joaquín Ayala, Aleida Aquino y Juan Martínez, los tres que durante 13 años estuvieron al frente del club y se presentaban como tales, logrando cambiar el nombre de “CLUB” a “CENTRO”, por la interpretación que aquí se le da a estos términos según consta en el certificado.
 
Para sorpresa de todos, incluyendo a los mismos directores en funciones, estos no estaban registrados como tales en razón de que los nombres de los mismos no están en el documento original del Estado de NY por lo que entendemos que de alguna manera los directores fueron timados en la incorporación de sus nombres para reemplazar o agregarse a los que originalmente sometieron el documento de incorporación.
 
En los archivos de este medio tenemos la copia de el certificado expedido por el Departamento de Estado del Estado de Nueva York de fecha 19 de febrero, 2015, dice que los directores son: Luis Matos, Rudy Moreta y Duarte López (Papito).
 
A raíz de que se diera a conocer el documento, le preguntamos al señor Ayala sobre el particular y nos dijo poseer un documento notariado y firmado por Luis, Rudy y Papito en el que ellos los autorizan a dirigir y hacer los cambios en Albany, cambios que no se hicieron.
 

QUIENES SON LOS VERDADEROS DIRECTORES DEL CCDMM?

 
Nuevas disputas se han producido en busca de la autoridad legal del Centro y nuevas descalificaciones y enfrentamiento han impedido llevar la organización a salir de la crisis institucional que amenaza con una división que haría desaparecer la misma y que también pone en peligro el acostumbrado Torneo de Softball en este 2015.
 
Los directores que han manejado la organización por 13 años alegan ser los que moralmente le corresponde la autoridad legal porque los anteriores renunciaron, según documento notariado en su poder.
 
Por otro lado, los directores fundadores que si están certificados por el Estado de NY, reclaman su autoridad en el entendido de que los que tomaron las riendas del CCDMM nunca hicieron el uso correcto de sus nombres al no seguir con el procedimiento de incorporarse debidamente según la ley del Estado, poniendo en peligro su historial crediticio y corriendo el riesgo de ser sometidos por violación a la ley.
 
En cuanto a quienes son realmente la autoridad legal del CCDMM invito a los amigos lectores a que hagan juicios de valores y sean ustedes los jurados.
 

LA COMUNIDAD BARAHONERA

 
Notables barahoneros de la diáspora hemos agotado todas las posibilidades que ayuden a las partes a entender su roll en estas diferencias que se profundizan en la medida que la intransigencia y el ego de los protagonistas se convierten en paredes insalvables.
 
Nuestra participación la hacemos en virtud lograr que las partes puedan entablar un dialogo respetuoso, sincero y abierto a toda posibilidad para salvar la organización aunque algunos tengan ceder por el bien del CCDMM.
 
En tal sentido nos hacemos eco de la petición que hace nuestra comunidad barahonera a los implicados estas disputas a madurar y con mentalidad fría a favor de los mejores intereses deponer el revanchismo que nos divide y así poder emprender nuevos metas que vayan a favor de todos.
 
En “El Birán NY” no estamos en contra de NADIE, solo estamos a favor de que la cordura y las sabias decisiones marquen las rutas a seguir por el bien del futuro de nuestra comunidad y en lo personal siempre estaré donde crea que puedo ser útil por el bien de los nuestros.
 
 
 

Share This Post