San Rafael una playa de rica combinación de aguas

En Barahona se conjugan playas, montañas y ríos formando entre los tres una perfecta mezcla para disfrutar de un chapuzón con aires de naturaleza y gozar de unas vacaciones sin igual

SAN RAFAEL 373907_157040551059169_459012652_n
Por Ivonne Soriano
Especial para LISTIN DIARIO 
Santo Domingo
Hacer turismo interno en República Dominicana es una delicia para todos los sentidos. Impresionantes playas, ríos y paisajes rodean esta media isla, los cuales invitan a turistas nacionales y extranjeros a adentrarse en ellos.
Un recorrido por el sur del país permite conocer los atractivos turísticos que hacen de esta zona un lugar ideal para vacacionar. En esta región se encuentra una provincia con las más hermosas costas y una impresionante vegetación: Barahona. En ella se conjugan playas, montañas y ríos formando entre los tres una perfecta combinación para disfrutar de la naturaleza y vacacionar.
En la carretera Barahona-Enriquillo se encuentra una de las más hermosas playas del país: San Rafael. Este paraíso combina la playa con el agua dulce, producto de una caída de agua que baja desde las montañas de la Sierra de Bahoruco.
Es una de las más visitadas playas del sur. El esplendor de las verdes montañas la acompañan y los litorales que adornan tanto costa como playa. Sus aguas azul turquesa motivan no sólo a bañarse, sino también a contemplar sus olas y dejarse llevar por el sonido que produce el choque del mar con las piedras.
La playa está cubierta de unas piedritas color blanco y crema con caras muy pulidas, producto de la erosión producida por el fuerte movimiento de las olas, lo que produce un gran roce entre las piedras.
La profundidad y las fuertes olas que la acompañan es peligrosa para los bañistas. Por eso el balneario natural es el preferido. La cascada del río y los paisajes que bordean el lugar son de los mayores atractivos de San Rafael, un atractivo que tiene cada vez más fanáticos.
((Fresco
Una opción económica
Pasar un día en familia en este lugar, jugar dominó, escuchar música y disfrutar de sus ricas aguas es una opción económica que todos pueden tener a su alcance. Llegar a Barahona y no visitar la playa San Rafael es como no ir, pues es uno de sus atractivos más potenciales y frescos. Un tour en pareja, en familia o en grupo de amigos puede resultar una experiencia inolvidable sin necesidad de un viaje extenuante.

Share This Post