Luis Abinader debe aprender

luis abinader

Nelsido Herasme
Nelsido Herasme
Por: Nélsido Herasme
Existen universidades y colegios de estudios superiores, por lo que creo que a Luis Rodolfo Abinader le falta cocerse más en política para aprender a manejarse ante los medios de opinión pública, o en cambio, sus asesores de imagen están demostrando debilidad profesional en esta materia.
Cómo explicar que por cualquier cosa que se le antoje a ese equipo téngase que convocar de urgencia una conferencia de prensa.
¿Qué sentido tiene la convocatoria de una rueda de prensa para juramentar a un ex dirigente de Hipólito u otro que no quiere seguir con Miguel Vargas? A eso le llamo yo GADEFA (Ganas de Fastidiar).
Esas convocatorias sosas e inodoras a la prensa, por parte del equipo de Luis, lo mantienen estancados, como una mecedora, que solo se mueve, pero no avanza.
Luis Abinader y su equipo han cualquierizado las conferencias de prensa, las cuales deben ser convocadas para eventos, anuncios y actividades de impacto.
Las ruedas de presas frívolas, provocan desaliento en los periodistas y los medios que las cubren.
Cuando la conferencia de prensa no tiene sazón, el medio pierde interés en publicar lo que en ella se dijo.
Por esa razón es que vemos declaraciones de Luis que no aparecen en los diarios impresos, y en el mejor de los casos, en un extremo de las páginas impares y, en ocasiones junto a esquelas mortuorias.
Eso crea desanimo entre los simpatizantes de cualquier candidato y es el caso de Luis Rodolfo y su equipo en el Partido Revolucionario Moderno (PRM).
Por querer cacarearlo todo, las convocatorias a la prensa de Luis Abinader resultan cansonas hasta el empalago.
Son estas parte de las razones de que este novicio político se mantenga estáticos en las mayorías de las encuestas, con menos de un 25 % en la preferencias del electorado, por lo que soy de los que entienden que su estrategia comunicacional deber ser revisada.Principio del formulario
El país ardiendo por las cuatro esquina, el PLD desgastándose en el poder, protestas por doquier y, en cambio, observar a un político, con todas las posibilidades de crecer y alcanzar el gobierno en el 2016, entretenido en nimiedades y pequeñeces, es más que motivo para criticarlo.

Share This Post