Se rompe toda posibilidad de dialogo entre barahoneros de NY

 

Frank Jiménez
Frank Jiménez
por Frank Jiménez
Fruto del enfrentamiento surgido entre los Directores del Centro Cultural y Deportivo María Montez y la nueva directiva que ellos mismos escogieron (entiéndase escoger, no elegir) y luego de posiciones encontradas, palabras ofensivas y fuera de tono, chismes (muchos chismes), malquerencias personales y otras vainas aromáticas; intentamos mediar entre todos, buscando el origen de la problemática que ha originado las desavenencias antes mencionadas.
 
Atendiendo el llamado de barahoneros de aquí y de allá para interceder en aras de que la sangre no llegue al río y que se entienda, de que los afectados somos todos en la comunidad barahonera por el “pobre espectáculo” que estamos escenificando públicamente y no ninguno de los sectores envueltos en las diferencias que han surgido a raíz de la transferencia de mando en el CCDMM.
 
Partiendo de este concepto, me comunique con uno de los directores del CCDMM, indicándole mi posición frente al conflicto con la finalidad de apaciguar y buscarle una salida positiva a todo lo que estaba pasando y este se mostro de acuerdo en reunirse, en un marco de respeto con puntos específicos que puedan despejar el camino y llegar a un buen entendimiento, pero todo esto estaba condicionado a que los tres directores tenían que reunirse y aprobar esa mediación.
 
De inmediato contacté al presidente de la directiva, obteniendo una respuesta positiva para realizar el encuentro e iniciar los trabajos acordados a partir de los acuerdos que se consigan de esta reunión.
 
Es bueno que ustedes sepan que mientras todo esto pasaba y se habían hecho los emplazamientos publicados por este medio, pude puntualizarle que el “Emplazamiento Publico” no era específicamente el principal problema que origino la rotura entre los directores y directivos, mas bien era parte del problema porque se supone que no se cumplieron conceptos legales del Estado de New York. El problema real es “la no respuesta a preguntas que fueron evadidas y documentos que no fueron suministrados, además imposiciones que se vieron como injerencias en las funciones de los nuevos directivos.
 
En mi opinión se ha querido desvirtuar la realidad del problema y el “Emplazamiento” hecho por los directores del CCDMM, es un claro reflejo de lo que digo; pues se escoge a una persona en particular para “echar el pleito” alegando que fueron calumniados, concepto que según personas que se han manifestado por algunos medios, dicen que no ven el insulto como tal ya que este uso un termino indirecto de un posible hecho, lo que pasa es que se estan resaltando viejas rencillas “personales” que creíamos ya curadas.
 
Vimos con tristeza la reciente nota del CCDMM publicada en los medios digitales, lo cual es un rompimiento tácito a cualquier tipo de acercamiento entre las partes por lo escrito el párrafo final que dice: …Juntarse contigo no vale la pena.
 
Es una pena ver como la irracionalidad que nos arropa cuando queremos imponer criterios equivocados en el que mostramos como conquistas actividades deportivas y exhibir 13 años activos, lo cual es meritorio, pero al pasar balance hay una larga lista de desaciertos, exclusiones, etc. que nos mantienen divididos, cuando la comunidad clama por LA UNIDAD.
La organizacion a lo interno no esta debidamente organizada y es urgente que se adecue para salvarla, como se han expresado los directivos a quienes descalifican para lograr sanear el club y presentarle a la comunidad barahonera un verdadero estandarte de la barahoneridad.
Solo quiero decirle amigo lector, se hizo el intento y aunque se vio alguna posibilidad….NO SE PUDO, por lo tanto tiro la toalla y asumo la posición que entiendo es la correcta.

Share This Post