El árbol del Progreso, EPD

 
arbol
POR ALEJANDRO SANTANA
 
Se conoció en el país como el árbol del progreso, un programa social dirigido principalmente a mujeres de escasos recursos económicos y que desde palacio era dirigido por la doctora Margarita  Cedeño de Fernández, ex primera dama de la República.
Se difundieron a toda la geografía, las imágenes de un árbol robusto, con raíces firmes y frondosas ramas, de igual modo se reclutaron promotoras, bien entrenadas para dar a conocer el contenido de un programa social que cambiaria la suerte de mujeres humildes.
Los locales de madres, centros comunales, las iglesias, juntas de vecinos y otras agrupaciones fueron los lugares desde donde se comenzó a formar grupos con la finalidad de trabajar diferentes etapas, relacionadas al progreso.
Viajes, encuentro con la primera dama, cursos, talleres, conferencias, se vendió la  esperanza de una nueva vida, las mujeres se identificaron con ese gabinete social que operaba desde palacio y que tenía al frente a una mujer igual que ellas.
Entre los objetivos de este nuevo PROGRAMA social, estaría la mejora de viviendas escuelas para los niños de esos lugares remotos y pobres, capacitación, organización, humanismo, razón social en sentido general, sin que faltara el aspecto salud.
Visto así era el mejor instrumento para progresar, muchos millones salidos del erario público y originalmente empleados en capacitación y ciertas mejoras, viajes, dispendios en sentido general.
Se puede decir que en los primeros cuatro años del gobierno de Leonel Fernández y de su esposa la primera dama  todo marchó, pero a partir de ahí las raíces del árbol se fueron secando y sus ramas diezmando.
Se puede asegurar que el árbol del progreso le generó a la doctora Cedeño de Fernández, y a  ese gabinete social   popularidad, realzó su figura al extremo que las encuestas la colocaron con posibilidades de ser la presidenta de la republica.
Su popularidad fue tal que no fue difícil ser la compañera de boleta del actual presidente de la republica, ya en las funciones  de vice presidenta electa, todas esas mujeres que tuvieron que ver con su popularidad se hicieron ilusiones.
El tiempo ha transcurrido y las mujeres de esas comunidades pobres que se forjaron esperanzas, siguen en sus mismas condiciones de pobreza aunque algunas se capacitaron en  área técnicas para aportar sus conocimientos al progreso, un progreso que al pobre siempre le llega entre comillas.
Hoy a dos años y tantos meses de la actual gestión donde la Cedeño de Fernández, sigue en palacio ya no como primera dama si no como la segunda en mando, el árbol del progreso se ha muerto-
Y solo nos queda el recuerdo de muchos millones gastados sin resultados, y esas mujeres que visualizaron ese gabinete social como su esperanza hoy se han convencido que solo fueron puros aprestos para conseguir  liderazgo político para llegar.
Ese descontento se ha comenzado a manifestar entre nuestras mujeres, ayer exhibían con orgullo un cuadro donde se destacaba con mucho vigor ese árbol destacado como del progreso, donde se marcaban las metas alcanzadas.
Se ha muerto a tal extremo que parece que  ha llegado al grado de la putrefacción que ya en cualquier basurero se encuentra tirado, ya ha salido de las salas donde se exhibía con orgullo y es que las acciones politiqueras así lo han determinado. Pobre árbol de Progreso, EPD.

Share This Post