Por Teuddy, un Barahona más fuerte

 

Bienvenido Heredia
Bienvenido Heredia
Por Bienvenido Heredia
Con pesar, espanto y asombro, decenas asistimos a la muerte repentina de un una persona que se convirtió en la Marca-Barahona en materia periodística, Teuddy Ariel Sánchez.
Teuddy fue eso,Teuddy-Barahona. Fue él, auténticamente EL.
En vida cosechó cientos, quizás miles, de amigos y simpatizantes de su accionar periodístico y de su siempre sonriente persona. En vida, también se granjeó adversarios gratuitos, por su autenticidad, por su forma intransigente en su trabajo, por su carácter vertical de ver la noticia y su independencia en su estilo de difundirla.
Se granjeó simpatías en su militancia gremialista, y se ganó uno que otro adversario en su afán por mantener activo el gremio que lo acogió hasta su muerte, el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP).
En la muerte de Teuddy, como en la muerte de muchos, se acercaron a expresar sus condolencias los verdaderos amigos, los reales relacionados y hasta los que nunca soportaron su destacada presencia en Barahona, el país y parte del mundo. Para muchos, fue un orgullo ser amigo de Teuddy; para otros, era insoportable saber que EL se convirtió en el periodista Marca Barahona.
Porque Teuddy llegó a ser, a través de su corresponsalía en varios medios de circulación nacional y en su hijo comunicacional, Ecos del Sur, el puente y mejor representante mediático de las necesidades y anhelos de la Región Enriquillo.
Al juntarse (sin reburujarse), fariseos (sepulcros blanqueados)  y “verdaderos cristianos” (amigos sinceros) en los actos fúnebres de Teuddy, se me ocurre sugerir mi imperecedero deseo de que  aprovechemos nuestras energías para  trabajar por una Barahona más unida y próspera. Que nos unamos en las coincidencias, abandonando el odio y la mezquindad.
Por su impronta periodística y gremial, su personalidad afable en medio de sus complicaciones, su incansable e insustituible afán por informarnos a tiempo de lo que acontecía y acontece en la región y en nuestra Perla del Sur, clamo para que la muerte del amigo y compañero Teuddy Ariel Sánchez, nos ayude a construir un Barahona más fuerte y un país más vivible, uniéndonos en lo que nos une, sin abandonar nuestras ideas y principios, especialmente periodistas y comunicadores, porque al fin de la vida, sólo queda como testigo de lo que fuimos, el resultado de nuestras acciones.
Nada más vale, después de la muerte.

Share This Post