PRESA MONTE GRANDE SUEÑO Y ESPERANZA GENERACIONAL.

 
Victor Santana por Victor Santana
Con gran dolor cinco décadas pasadas se recuerda con tristeza tragedias para familias barahoneras en que personas queridas fallecían tratando de pasar sus vehículos a través de torrentes o grandes masas de agua que inundaban los pueblos ubicados en la entrada de la ciudad. Cada año estaba latente la amenaza y posibilidad de morír y pérdidas millonarias del cultivo de extensiones fruto del trabajo agropecuario. El manto del dolor cubría y destrozaba corazones.
Habitantes de otras regiones del país con mayor prosperidad expresaban sus percepciones y a veces con sarcasmos lastimantes se referían a la pobreza o limitaciones de la región Suroeste, atraso y desesperanza frente a las condiciones inseguras de no progresar en el sector agropecuario y economía general. Las estadísticas oficiales hablan de la baja inversión de capitales en la zona. Entendiendo que los proyectos que eran implementados tenían que ser a corto plazo por los riesgos y daños tangibles que se sufrían. Esta angustiosa situación empujaba a cientos de familias a la emigración indeseada.
Hoy está presente la manifiesta voluntad e intención del actual gobierno en contribuír e impulsar el crecimiento económico de la región y la firme decisión de construír obras de infraestructura incluyendo como prioridad la magistral estructura de la PRESA DE MONTE GRANDE para mover el desarrollo, creando riqueza y bienestar para todo el país.
En todas las provincias de la Región Suroeste se abriga la seguridad de ver este anhelado sueño hecho realidad, en que tantas generaciones han acariciado este proyecto como uno de los principales recursos de producción que cierto será rentable y utilitario para la sociedad y que el retorno de la inversión será a mediano plazo por el amplio beneficio nacional.

Share This Post