Inundaciones en Lago Enriquillo provienen de agua subterránea

Muñoz cita agua viene de montaña y no tiene salida al mar

Santiago Muñoz ofrece detalles sobre el lago Enriquillo.
Fuente:http://www.diariolibre.com
SANTO DOMINGO. El director del Servicio Geológico Nacional, adscrito al Ministerio de Economía, Santiago Muñoz, consideró que los problemas alrededor del lago Enriquillo y las inundaciones de la zona se deben a las aguas subterráneas que provienen de las montañas y que no tienen salida al mar.
Expuso que en la zona se hicieron asentamientos humanos y agrícolas porque los seres humanos siempre buscan estar cerca del agua y los sedimentos de las aguas son buenos nutrientes agrícolas, pero la cantidad de lluvia que ha caído desde el 1998, ha inundado las áreas ocupadas.
Explicó que otro factor que afecta la zona no es sólo la cantidad de agua en el lago, sino que el líquido no tiene salida hacia el mar, y la que baja de la montaña se queda estancada.
Muñoz estimó, como parte de los factores climáticos que han influenciado en la crecida del lago Enriquillo, el evento de Jimaní que ocasionó la tragedia del río Blanco y las tormentas Olga y Noel en octubre-noviembre 2007.
Otros factores que influyen en la crecida del lago Enriquillo es que es una hoya o cuenca en la que el agua no tiene salida fluvial hacia el mar, además de que recibe el flujo de las aguas subterráneas por la recarga de las rocas calizas de las sierras de Neyba y Bahoruco, y por la destrucción de las infraestructuras hidráulicas como los canales Trujillo y otras obras hidráulicas en la zona.
También las sierras de Neyba y Bahoruco están afectadas por una intensa karstificación, es decir, por la presencia de yesos y calizas que pueden diluirse y favorecer espacios vacíos, lo que es desfavorable para construir viviendas. También en la zona son frecuentes los manantiales y sumideros y la infiltración directa del agua de lluvia.
Expuso que la sierra de Neyba y Bahoruco, en mayor porcentaje, están formadas de rocas calizas. Manifestó que en el área del lago, en la parte superior, las precipitaciones andan cerca de los 2,000 milímetros por año y en la parte baja entre 400 a 600 milímetros anuales.
Entonces lo que sucede es que en el año 1998 ocurrió el huracán George y luego, del 2000 al 2002, hubo algunas tormentas; en 2004, el evento de Jimaní, y luego en 2007, con las tormentas Olga y Noel cayeron, del 26 de octubre al 2 de noviembre, 700 milímetros de agua en seis días, cuando la cantidad que cae en un año es entre menos de 400 y 600 milímetros, explicó Muñoz a Diario Libre. Dijo que en el Yaque del Sur cayeron en 2007 más de 1,200 metros cúbicos de agua y eso dura para salir.
Ordenamiento territorial

Santiago Muñoz, al explicar el problema del lago Enriquillo, dijo: «Ahí lo que ha sucedido son cambios geológicos. La solución es que si se utiliza la data geocientífica que se conoce a través del Servicio Geológico Nacional, se hace un ordenamiento territorial y se determina cuáles son las zonas naturales de inundación del lago por su historia y geomorfología y se puede determinar las áreas donde se pueden hacer los asentamientos humanos sin que haya peligro de inundaciones por parte del lago».

Comments are closed.