Narcisazo, la sentencia, Oscar López Reyes y su insistencia

POR ALEJANDRO SANTANA

Sobre el crimen, asesinato, suicidio, o desaparición de Narciso González, (Narcisazo), se ha hablado, mucho, se ha investigado, se ha manoseado mucho su expediente, pero se ha investigado torpemente, desde el oficialismo hasta las comisiones privadas.
Un crimen cometido en el gobierno de los doce años del doctor Joaquín Balaguer, en momentos en que los dominicanos contestatarios, estábamos expuestos a cualquier acción criminal.
Un crimen de Estado que conmocionó  al mundo, que dejó al descubierto, la intolerancia oficial ante las críticas y que logro mantener viva la resistencia de actores revolucionarios.
Un crimen, que al parecer tubo muchos actores, actores por comisión, omisión y cobardía , pues de acuerdo a lo que se dijo reiteradamente, como preso Narcisazo, paso por muchas manos y fue visto por muchos testigos, que luego vacilaron en sus testimonios.
Un crimen que tomo otro matiz a raíz de lo investigado y dicho por el periodista y escritor Oscar López Reyes quien planteo una tesis, enfocada hacia el suicidio.
Tuvo que ser muy valiente, o tener muchos elementos surgidos de sus investigaciones para hacer pública una tesis que rompía hasta con las versiones que se tenían como ciertas, aceptadas y afirmadas.
Fue como cuestionar la condición de padre de la Patria de Juan Pablo Duarte, fue como decir que esta parte de la isla, también pertenecía a Haití, o simplemente pararse frente a una colmena de abejas y ofender a su reina.
Indiscutiblemente que esas investigaciones de Oscar, y su publicación, lo colocaron  como el juda, que vendió a nuestro señor Jesucristo.
Entendí en todo momento que este comunicador inquieto y acucioso, había hecho un trabajo, que contó con confidencias de amigos y hasta familiares del profesor Narcisazo, confidencias que no habían sido hechas públicas por esas condiciones de  algunos seres humanos que ven pasar las cosas sin interesarles, y sólo las hacen públicas cuando alguien les pregunta sin peligro de asumir responsabilidades jurídicas.
Entendí también que con escribir en su libro Crímenes contra la Prensa, todo lo que había colectado en sus investigaciones, buscaba evitar una sanción o condena contra el Estado Dominicano  en la persona del actual Presidente de la Republica.
Fue muy temerario, todo lo expuesto, todo lo dicho públicamente, muchos llegaron a creer que había habido dinero de por medio para evitar que esa sentencia se produjera, “la gente siempre dice cosas”.
Cierto o falso, lo dicho y hecho ya está, pensé que mi colega, callaría, pero no ha sido así y aprecio su valentía y convicción sobre el caso Narcisazo, en un escenario donde sólo él, es el disidente  de la verdad asumida , contada y aceptada por todos los dominicanos.
Ahora, ataca, con sobrada razón lo que entiende que ha sido un juicio  cargado de influencias colectivas y políticas, en momentos en que todos queríamos que se produjera esa sentencia.
Pero que desde el oficialismo se ha querido evitar  a toda costa, y es entendible, y pueden que haya habido influencias y hasta presiones para que no fuera así, pero se debe entender que a los representantes de los Estados no les conviene políticamente ese tipo de sanción moralizadora.
Si a mí me preguntaran  que si esa sentencia está bien, diría que sí, y lo haría porque nuestro presidente debió haber hecho todo lo que estaba a su alcance para que el caso Narcisazo se esclareciera, más que no ocurrió en su gestión.
Debió ser el que más presionara para que todo quedara claro, que se sentara en el banquillo de los acusados a los criminales, materiales, intelectuales y hasta los malos dominicanos que supieron en todo momento la verdad y la han callado.
Oscar López Reyes, hace una propuesta, que es, la comisión que debe surgir, integrada por ex fiscales, desde Balaguer, pasando por los demás gobiernos, con la finalidad de que se esclarezca de una vez y por toda, toda la verdad.
Y esa comisión debe ser designada por encima  del resultado de las elecciones que celebraremos el próximo domingo donde elegiremos a un nuevo Presidente de la Republica

Comments are closed.