El Realenco…

Por Manuel Sierra
Realenco, sin esperanzas que alguien se conduela de sus pesares deambula este pobre «amigo fiel del hombre» por una calle de la ciudad. entre tanto muchos de su misma raza/genero disfrutan de cariño, un hogar, comida en lata especial, chequeos medicos, ..y para colmo hasta reciben herencias cuando sus dueños se mueren.
Que ironia!..hasta para ser perro hay que tener suerte.

Comments are closed.